Podemos parece desinflarse

Podemos parece desinflarse

Una treintena de organizaciones políticas y sociales guiadas por Podemos convocaron para este sábado 24 una gran manifestación por el centro de Madrid contra la corrupción del PP, y fue tal su éxito que los medios informativos más afines hablaron de medio millar de asistentes.
 Con la primera pancarta exigiendo dimisiones y cárcel para el corrupto PP iban los dirigentes podemitas más conocidos menos Pablo Manuel Iglesias y Pablo Echenique, y detrás, y pese al camión con potentes altavoces que llamaba a unirse a la marcha, no se congregaron en realidad más de 250 personas.


 Hace poco más de un mes, el sábado 20 de mayo, a las 19,30 horas, Podemos había convocado en la Puerta del Sol, previa la “conquista” masiva del centro de Madrid, la concentración definitiva de las masas que iba a provocar con su grandiosidad la caída del gobierno Rajoy.  Hasta los medios más hostiles al podemismo, que temían que pudiera un nuevo 14 de abril de 1931, no se atrevieron a desinflar el globo podemita y divulgaron fotos tomadas a la altura de miles de cabezas para que se viera una gran masa.


 Pero no mostraron la plaza a vista de pájaro, con tantos huecos que estaba poco más que medio llena; mientras el resto del centro, como siempre, plagado de turistas.


 Lo sorprendente es que casi nadie de la derecha se ensañó con ese fracaso, como tampoco con el de este sábado, lo que sugiere que quizás haya que mantener a Podemos como jefe de la izquierda.
 La organización, además, sufre en paralelo un gigantesco desplome de la militancia: tras el congreso Vistalegre 2 del pasado febrero, el censo actual es sólo de13.458  afiliados, cuando se anunciaban cientos de miles: Pedro Sánchez espera beneficiarse.