Mujeres de poca importancia

Mujeres de poca importancia

El secesionismo catalán ocupa la mayor parte de las cabeceras de la información junto con la corrupción del PP mientras se le presta poca atención a noticias importantes relacionadas positivamente con el país, y en este caso con mujeres que no son víctimas de asesinatos o de malos tratos.
 Acaba de aparecer una importantísima noticia sobre un equipo que no son azafatas de congresos o deportivas y que quizás por eso sólo ha recibido una mínima atención.
 Son científicas que han hallado en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) la cura en ratones de la “fibrosis pulmonar idiopática” enfermedad que va restando capacidad pulmonar paulatinamente hasta provocar la asfixia y que afecta a 1,5 millones de personas en todo el mundo, de las que 8.000 son españolas.
 El descubrimiento de uno de los 49 grupos y unidades de investigación del organismo se debe al equipo de la bióloga molecular María Blasco, que además es directora del CNIO, el centro que más ha aportado para que España aparezca entre los diez países con mayor producción científica del mundo, según Nature.
 He aquí como se desmienten muchos tópicos sobre el permanente desastre español: pese a todos los recortes de la actual década, los científicos, y en este caso sus mujeres, han seguido produciendo importantes resultados, a veces más que otros países con presupuestos mucho más altos.
 Parece que la mayoría de los españoles tratamos de evitar este tipo de informaciones positivas que pueden atenuar nuestro perenne y autodestructivo pesimismo.
 Aunque los catalanes en esto sí son diferentes: sus medios regionales halagan su autoestima exageradamente, también la científica, y quizás por eso los independentistas se proclaman superiores al resto de los españoles, que por no hacerse propaganda son para ellos “cafres norteafricanos”.