Apaciguando a los "lazis"

Apaciguando a los "lazis"

La sentencia del Tribunal Superior del pequeño länder alemán de Schleswig-Holstein rechazando la entrega de Carles Puigdemont por rebelión al no haber provocado un enfrentamiento sangriento con el Estado ha sido interpretado los independentistas como un triunfo de la “democracia” europea sobre el “opresor” Tribunal Supremo español, por lo que ahora exigen la liberación de sus políticos presos.
 Schleswig-Holstein, con una superficie equivalente a la provincia de Sevilla y en la frontera con Dinamarca tiene 2,8 millones de habitantes, parte de los cuales, y entre ellos al menos uno de los jueces de la sentencia, son separatistas de Alemania e integracionistas en el país vecino.
 Deben saberlo los jueces del Supremo español, que posiblemente rechazarán la extradición por delitos económicos solamente.
 Puigdemont quedará así en libre en Alemania para arengar a los “lazis”, los independentistas más fanáticos que con sus lazos amarillos ya no ocultan su identificación con el valido racista del expresidente, Quim Torra, que los acerca al nazismo.
 Pedro Sánchez quiere apaciguarlos mostrando “como siempre” su respeto al tribunal alemán, cuando se manifestó indignado con la sentencia de “La Manada” del tribunal de Navarra equivalente en España al de Schleswig-Holstein.
 Los ataques de los políticos a los magistrados navarros, en los que destacó el PP, han logrado que 750 jueces españoles hayan solicitado el amparo del Consejo Consultivo de Jueces Europeos.
 Que denuncian del populismo de los políticos que alimentan la exigencia de una “justicia popular” peligrosa para las instituciones y para los propios jueces, como los de “La Manada”, amenazados de muerte.
 Los coqueteos de Sánchez con los “lazis” y el envalentonamiento de estos con la sentencia alemana le hacen temer a la judicatura crecientes agitaciones como las que llevaron a proclamar la república catalana.