Palo porque remas

Palo porque remas

Escribes que ‘La Rea (las enfermeras la llaman así) es un pitorreo’, porque te parece impropio que en un recinto de reanimación postoperatoria les permitan usar el stupidphone, y al margen de que 6.1K de prójimos te pongan ‘me gusta’, las aludidas te ponen a parir. Queda uno jodido. Y acojonado. En vez de hacer autocrítica se ofenden, te amenazan, ‘y dios te libre que aparezcas por aquí, hijo de puta’, dando a entender que te van a desconectar hasta el oxígeno. Como si fuesen las dueñas del cotarro. Cuando eres tú quien les paga la nómina pagando la cuota de la seguridad  social año tras año. Uf…
Escribes que eso del ‘burkini’ tenía que estar prohibido: por machista, por intolerante, por irreverente –en la misma ciudad un conductor suicida sembró el pánico y la desolación hace solo unas semanas-  y te saltan con lo de la libertad de culto, y te vienen con el intolerable: ‘tolerancia frente a los intolerantes’, y te envían fotos de la tal mujer ‘indefensa’ antes dos policías en una playa de Niza, y de paso de la policía censora de Franco y la de Hitler, y tú hasta te sientes mal, cuando a ti te vigilan y te filman en todas partes, cuando te desnudan en cualquier control aeroportuario, cuando el reconocimiento facial está a la orden del día, cuando –justo a causa de la intolerancia de los islamistas- los movimientos de cualquier ciudadano quedan más expuestos que nunca, conculcando sus derechos fundamentales. Uf…
Se arranca ahora el cuitado tullidito del Echenique con una jota en una fiesta privada: ‘Chúpame la minga, Dominga, que vengo de Francia. Chúpame la minga Dominga, que tiene sustancia’ y uno ya no sabe que escribir. Si escribes que, a diferencia de los langostinos, lo único que se le puede aprovechar a este hombre es la cabeza (burla burlando, como el soneto de Violante, ya está hecho) te ponen a caldo. Los Podemitas, claro. Los del PSOE ni respiran ni olfatean. Si escribes que es una ofensa a las Domingas (y en general a las mujeres, aunque sean Basilisas) tú mismo te sientes políticamente ridículo: eso sería tal como escribir: ‘¡qué vergüenza, aquellos que han repartido carnés de la igualdad, ellos y ellas, con semejantes chanzas!’… Sí, sí, los del PP de Aragón se escandalizan, los compañeros de Fabra, Blesa, Crespo, Camps, Rita, Rato, Matas, Mato, etc… Los tengo –simpatizantes de uno y otro bando- incluso dentro de la familia, que votan siempre azul o violáceo pase lo que pase, como otros cagamos marrón o sangramos colorado.
 En fin, que escribo ya entonando el mea culpa. Más que ser –que ya me gustaría- un perdido, lo estoy. Los nuevos políticos traen solo mentiras nuevas. Correcto. Pero un pueblo que exonera a los corruptos es cómplice, no es víctima. Por eso ayer preferí ver la investidura de la ‘Tomatina de Buñol’ antes que la sesión de caraduras del Parla-bobos. ¡Ay, Señor!, perdóname porque no sé ni lo que digo. Palos por todas partes me dan. Mejor sería ser remero en vez de articulista. Uf…