No quieren enterarse

No quieren enterarse

Nada más conocerse la sentencia del caso Gürtel, Mariano Rajoy debería de haber presentado su dimisión y convocar elecciones generales. Y lo debería de haber hecho en el minuto uno, entre otras cosas para evitar la inestabilidad que hemos vivido estos días y que sin duda ha tenido y está teniendo una repercusión en la imagen y credibilidad de España en el exterior.
Escuchando al propio Rajoy además de a los líderes del PP uno tiene la impresión de que han decidido que si la realidad no está de acuerdo con ellos peor para la realidad. Pero la realidad no es otra que hay un antes y un después de la sentencia del caso Gürtel y que en está ocasión a Mariano Rajoy no le basta su vieja táctica de resistir para vencer el temporal y que su resistencia ha hecho un daño evidente a nuestro país.
No es de recibo la pretensión de Rajoy y de los dirigentes populares de intentar quitar hierro a la sentencia porque es tanto como tomarnos a los ciudadanos por tontos y claro irrita sobremanera que a uno le tomen por tonto.
Mariano Rajoy se ha equivocado al intentar hacer como que no pasa nada, que este era otro incidente en el camino y que lo único que tenía que hacer era resistir las embestidas hasta que escampara el temporal. Al encapsularse lo único que ha logrado es que aumente el deterioro de su figura política porque hay asuntos que suponen una línea de inflexión, y la sentencia del caso Gürtel lo es.
Rajoy y el PP han estado cortos de reflejos ignorando no ya los pasos que podía dar la oposición sino el efecto que la sentencia iba a tener en la opinión pública. Al renunciar a tomar la iniciativa han agravado su propia crisis y han causado un perjuicio a nuestro país sometiéndolo a una tensión innecesaria.
Lo peor que se puede hacer en política, y en cualquier orden de la vida, es ignorar la realidad además de equivocarse a la hora de calibrar las propias fuerzas. Hay que saber reconocer cuando se ha tocado fondo la crisis de la Gürtel ha evidenciado que tanto Mariano Rajoy como el PP han tocado fondo. Insisto, amen del resultado de la moción de censura, los populares no pueden seguir esquivando la realidad. Lo he escrito en otras ocasiones o se reinventan o se terminan desapareciendo. Torres más altas han caído.