Brasil apuesta por un ultra

Brasil apuesta por un ultra

Susana Díaz, presidenta de Andalucía, lo tiene claro: no quiere que puestos a votar los andaluces voten mirando a Madrid. Quiere que voten en andaluz. No quiere arriesgarse a que le pasen la factura por las cosas que está haciendo Pedro Sánchez desde el Gobierno de España. Por eso, entre otras razones, ha convocado los comicios autonómicos para el 2 de diciembre y en clave andaluza. Es público que Susana Díaz discrepa de las alianzas tejidas por Sánchez para asegurarse la moción de censura y la continuidad al frente del Ejecutivo. Convocando por separado evita la coincidencia con las elecciones generales conjurando el peligro de que en esa circunstancia el voto de los socialistas andaluces -crítico según las encuestas con la política de Sánchez-, pudiera retraerse. Anticipa las elecciones argumentando que tras la denuncia por parte de Ciudadanos del pacto que tenía con el PSOE, desde la Junta no se puede garantizar la aprobación de los Presupuestos de la Comunidad y por lo tanto, la estabilidad política.
Es un segundo mensaje hacia el inquilino de La Moncloa sabido que tampoco él tiene asegurado apoyos suficientes para aprobar las Cuentas del Reino. Pero allí donde Susana Díaz ha cortado por lo sano Sánchez aguanta en la idea de que siempre le quedará la posibilidad de prorrogar los Presupuestos heredados de Rajoy.
Volviendo a Andalucía, no hay duda de que en el adelanto electoral también ha influido un cálculo acerca del impacto (negativo) para el PSOE que pudiera derivarse de la publicación de las sentencias de los ERE que no se conocerán hasta primeros del año que viene. Las encuestas de intención de voto dan ventaja a los socialistas sobre el resto de partidos y no se ponen de acuerdo acerca de quién ocupará la segunda plaza. Sí el PP (Moreno Bonilla) o Ciudadanos (Marín). A Susana Díaz le convendría que fuera el PP para poder así reeditar un pacto de gobierno con Ciudadanos, como tercera fuerza. Habrá que estar muy atentos, también, al resultado de Podemos que concurre con su marca local (Adelante Andalucía). Atentos, porque en cierto sentido las elecciones andaluzas serán una suerte de primarias respecto de las generales que algún día se celebraran en toda España.