El puerto, vigo, street stunts

El puerto, vigo, street stunts

Quizá no parezca gran cosa, pero a Vigo no le sobra nada. Tampoco el festival Street Stunts, que en solo tres ediciones había conseguido un cierto impacto con una propuesta a base de música y deporte de calle que tiene un público interesado, seguramente no los 100.000 espectadores que dijo la organización pero sí unos miles que dieron ambiente a la ciudad y negocio a hoteles y bares. El Puerto ha decidido que con dos actividades al año llega en las Avenidas y Montero Ríos: O Marisquiño, que ya es indiscutible, y la fiesta de los armadores, que acaba de apuntarse al programa anual y juega a favor con que se trata de una iniciativa del sector pesquero. El presidente del Puerto, hombre de carácter y convicciones, considera que no se puede recargar la fachada marítima con más fiestas y celebraciones y esto ha supuesto liquidar Street Stuns, para alegría de la ciudad que lo albergue el próximo año, que se ha encontrado con un regalo. Lo más probable es que sea A Coruña. 
Sinceramente, no encuentro motivo para liquidar algo que funcionaba aunque sí estoy de acuerdo en para poner freno a nuevas propuestas en la misma zona si no están justificadas por su interés o posible tirón. Vigo ha ido cerrándose sus propias puertas por motivos diversos y no siempre acertados a acontecimientos que tenían su pegada e  interés, como el difunto Are More de música culta, que había logrado un hueco en la prensa especializada internacional,  o  el Rally Rías Baixas, que sumaba miles de espectadores en cada edición, o incluso el Trofeo Ciudad de Vigo de fútbol, que ya era un clásico. Ahora la Muy Leal envía a la emigración a Street Stunts sin ganar nada a cambio. Continuará...