De comisiones y jueces

De comisiones y jueces

Nunca he creído en las comisiones de investigación parlamentarias, y no va a ser una excepción O Marisquiño. En este asunto en concreto quizá en el ámbito municipal tendría algún sentido, aunque me temo que tampoco. El asunto es judicial y ahí tendrá que resolverse. En general, las comisiones de investigación se convierten en una suerte de autos de fe que no llegan a ninguna parte. En Vigo ha habido varios y no recuerdo conclusión alguna. Por ejemplo, sobre el Auditorio de Beiramar, aprobada por el pleno en el anterior mandato, cuando el PSOE estaba en minoría, y que se saldó sin resultados pese a que el asunto tenía enjundia.  Nadie del gobierno local se presentó a las sesiones así que se abrió y cerró y nos quedamos como estábamos, salvo el entonces concejal   Roberto Relova de PP que se llevó una enorme frustración. 
O Marisquiño es un asunto complejo y la juez decidirá y realizará imputaciones si lo cree conveniente entre las tres patas principales, el Concello, el Puerto y la organización del festival. Y a partir de ahí, ya veremos, porque ni el fiscal parece tenerlo claro.
Lo que suena raro es la afirmación de que el BNG y Marea, socios del PSOE de Vigo en la Diputación y promotores de la comisión aprobada ayer en el Parlamento con la abstención del PP, no son de fiar para el gobierno vigués. Así de rara es la política, lo de la mano izquierda que no sepa de la derecha y eso.
Claro que todo esto son minucias si vemos en perspectiva lo que nos jugamos en mayo de 2019. Y no me refiero a las municipales en la Muy Leal, sino a las europeas de la misma jornada, donde la UE está en cuestión. Es decir, Europa. Es decir, todos. Continuará...