Vindel, un asunto de estado

Vindel, un asunto de estado

El Pergamino Vindel finaliza el lunes su estadía en Vigo y regresará a continuación a la Biblioteca Morgan, en Nueva York, donde se encuentra su domicilio permanente. Ha sido una feliz presencia y el interés por el manuscrito ha quedado demostrado en el éxito de la exposición, con más de 50.000 visitantes en apenas cinco meses, una cifra récord para la Muy Leal. Y desde luego para el Museo del Mar, que hasta ahora sólo había vivido un momento de gloria con la muestra-debut, “Arde o Mar”, sobre la Batalla de Rande. 
Pero el Vindel ha tenido más interés incluso. Hay muchos motivos para ello, además de la fuerte publicidad que ha acompañado su llegada, que ha alimentado el interés. Sin exagerar, el Pergamino Vindel se puede considerar el acta fundacional de la lírica en gallego y quizá de la propia ciudad de Vigo, que con Martin Codax entró en la historia después de haberse evaporado la urbe original romana con  la Edad Media. Sólo por eso merecería tener un lugar destacado en la Muy Leal. Y en Galicia, claro.
Probablemente se trata de una misión muy difícil, casi imposible, pero hay motivos de sobra para que la recuperación del Pergamino Vindel se convierta en una cuestión de Estado. No se trata de arrebatar a la Morgan el pergamino sino de que España entable negociaciones por si fuera posible su adquisición. Ha habido piezas en el pasado que por su interés para la historia del país fueron retornadas, entre ellas la Dama de Elche, que se exhibía en el Louvre de París como una de sus grandes piezas. Cierto que los egipcios no han tenido tanta suerte con Nefertiti, que continúa en Berlín, o la piedra de Rossetta, inamovible en el British, pero quizá en este caso sería posible algún tipo de transacción. 
En todo caso, habría que intentarlo y eso pasa por tomar una decisión en este sentido para que la visita no sea un momento puntual, una anécdota, sino el inicio de otra cosa aún mayor. Pero no podemos pensar en un asunto local, ni siquiera de Galicia, sino un asunto de Estado. Continuará...