La universidad ya es sólida

La universidad ya es sólida

Manuel "Pachi" Reigosa, el nuevo rector, aterriza en una Universidad de Vigo bien colocada, con prestigio y con buena parte de sus problemas más acuciantes resueltos, como el desarrollo del Campus del Mar y la sede institucional del Berbés, aprobados y en marcha, y los estudios de Medicina acordados con Santiago y A Coruña. Incluso el siempre peliagudo asunto de la financiación parece encaminado. Y eso es mucho más que lo se encontraron sus cinco antecesores en el cargo. 
Siempre cuenta Luis Espada, que debutó al frente de la institución, que la primera llamada que recibió en su despacho fue del entonces director general de Caixanova reclamando el pago por los edificios del campus, y no era poco lo que exigía... Espada no tenía ni siquiera una sede, mucho menos dinero, pero no tuvo otra que asumir la factura. Las primeras reuniones se celebraron en una oficina de la Porta do Sol, el antiguo Gran hotel, y después pudo mudarse al Cambón, donde hoy se asienta el Parque Nacional Islas Atlánticas, que sirvió de rectorado durante unos años. Más tarde llegaría Areal y por fin el traslado del Rectorado al monte de Marcosende. Tampoco fue gratis conseguir el terreno para el Campus: el Concello, por tanto todos los vigueses, tuvo que pagar una factura millonaria a los comuneros de Zamáns por miles de metros de superficie forestal, que no cedieron ni regalaron, ni redujeron al mínimo el precio a abonar pese a que su destino era el mejor posible y el más lejano de la especulación y el negocio. Así es esta ciudad y las comunidades de montes.
PD. Cuando al inicio de la campaña parecía segura la victoria de Emilio Fernández por sus apoyos, una persona que lo sabe todo de la Universidad llamó para decir que no era así en absoluto. Acertó de pleno.