Récord absoluto en política

Récord absoluto en política

En Sanxenxo se va a batir un récord absoluto con un grupo independiente haciéndose una moción de censura a sí mismo para que gobierne otra lista, la de Telmo Martín, del PP, que ya fue alcalde, luego lo intentó en Pontevedra, y volvió a su pueblo para quedarse a escasos votos de la mayoría absoluta. Por una carambola, la lista de los exPP lograron el apoyo de BNG y PSOE y Telmo se quedó en solitario en la oposición, mientras el equipo de gobierno salía adelante con contradicciones inherentes y enormes dificultades. Hasta esta semana en que finalizó la función con la mayor pirueta de la política local que se conozca. Hasta ahora el récord estaba en A Estrada, donde el grupo que cogobernaba con el PSOE propició una moción de censura. Pero esto lo supera todo. Y confirma que habrá que hacer el prometido cambio en la legislación electoral en los ayuntamientos. Ya que son claramente cada vez más presidencialistas –los plenos apenas tienen contenido más allá de presupuestos, investiduras y censuras porque las grandes decisiones se toman en junta de gobierno- lo mejor es dejar a un lado el sistema parlamentario y optar por una doble vuelta. O dejar que gobierne la lista más votada, lo que obliga a coaliciones pre-electorales, como en Portugal. En la vecina ciudad de Oporto, en la que tanto se ve reflejada Vigo, su alcalde acaba de romper la coalición con los socialistas con las que pensaban presentarse a la reelección. Se ve fuerte y no necesita apoyos. Es un riesgo que corre. La otra posibilidad, como en Francia, la doble vuelta para las candidaturas más votadas. Continuará...