Quizá la mejor noticia

Quizá la mejor noticia

Aunque faltan algunos días para cerrar el ejercicio, la mejor noticia del año en Vigo ha sido -o más bien será- el acuerdo de Toyota con PSA por el que la japonesa comenzará a producir en 2019 uno o quizá dos de sus modelos en la planta de Balaídos. Que de esta forma pasará a fabricar para cuatro marcas distintas: Citroën, con la que todo empezó hace 60 años, Peugeot, que es la actual titular de la factoría, y más recientemente Opel, tras la adquisición de la empresa por PSA. Y ahora Toyota. Supone dar otro impulso a PSA Vigo y sobre todo continuidad y empleo durante todo el año y no sólo durante unas semanas. Es mucho. De esta forma, la fábrica viguesa se coloca como una de las grandes de Europa, dirigiendo el polo industrial que se extiende por España y Portugal hasta llegar a Marruecos. De momento es así al menos.
No se puede pasar por alto que gran parte del éxito reside en el esfuerzo que hizo esta ciudad a través de sus instituciones, sobre todo Autoridad Portuaria y Zona Franca, que pese a una intensa oposición, apostaron por ampliar primero y consolidar después la plataforma de Bouzas como superficie empresarial, logística y portuaria. Sin ella, sencillamente nada habría sido posible. Es bastante probable que PSA hubiera ido reduciendo su presencia hasta desaparecer. La terminal de Bouzas permite que entren y salgan miles de vehículos -450.000 al año- gracias a sus instalaciones, con capacidad para almacenar y calado para los grandes transbordadores. La plataforma es el único puerto “hub” de Vigo, un centro de distribución internacional, y con eso queda dicho casi todo.