Proyectos para vigo... o no

Proyectos para vigo... o no

Pueden parecer dos hechos sin relación ni conexión: el mismo día en que un proyecto lanzado desde Vigo logra mediante firmas el mayor respaldo social de la historia de Galicia, una asociación de la Ría apoyaba de forma expresa el “no” al trasvase previsto desde el Verdugo para aliviar la sequía, medida extraordinaria pero probablemente no excepcional en el futuro. Galicia ya no será la misma y episodios como el de este año se repetirán y habrá que prepararse mejor ante lo desconocido.  
Llama la atención la coincidencia porque hace pensar qué habría pasado con algunas actuaciones como la autopista y el puente de Rande o el embalse de Eiras, que hoy en día resultarían proyectos imposibles de ejecutar. Se me ocurren mil colectivos que se pondrían en contra, como se ha visto con el trasvase -pese a que se trata de una urgencia evidente- y con Porto Cabral, una actuación no especulativa por cuanto estaba prevista en el último Plan General y que contempla 600 millones de inversión privada -sin subvenciones públicas- para crear 3.000 puestos de trabajo y sobre todo convertir a Vigo en un polo de atracción turístico para toda la Eurorregión. 
De hecho, es la única gran novedad a la vista que sobrevuela el futuro de la economía local, una oportunidad que esta ciudad puede perder pese a que 70.000 firmas han dicho rotundamente “sí”. 
Sólo situaría al lado de Porto Cabral como otra esperanza para Vigo el centro de innovación aeroespacial que ha lanzado Zona Franca y ya está abierto en uno de sus polígonos, quizá no con miles de empleos pero sí trabajos de alta cualificación que también necesita la Muy Leal para recolocarse en el siglo XXI.