la oportunidad perdida y ganada en rande

la oportunidad perdida y ganada en rande

Con muy buen criterio, oportunidad histórica y quizá aprovechando el desinterés de Vigo, vecinos e instituciones de Redondela se han lanzado a cubrir el hueco para colocar la Batalla de Rande en el panorama de celebraciones históricas, cada vez mayor. En la comarca viguesa dio el primer paso Baiona con su Arribada, que sirvió de claro ejemplo para que en la Muy Leal se celebre como debe la Reconquista. Ahora en Redondela la Batalla de Rande, con similares premisas: participación popular, trajes de época y la escenificación del hecho como excusa para la fiesta. En Baiona se trata de la llegada de Pinzón a la Real Villa con la noticia del Descubrimiento; en Vigo, la victoria sobre las tropas francesas que ocuparon durante dos meses la villa, que a resultas se convirtió en Ciudad Leal y Valerosa; y en Rande, de una dolorosa derrota de la Flota de la Plata, hundida por la Armada anglo-holandesa, que sin embargo no se llevó prácticamente nada. Está perfectamente documentado por los investigadores -destacaría a Ramón Patiño y Yago Abilleira por su precisión- que la mayor parte del tesoro fue desembarcado en Cesantes y llevado en carros a Madrid a la Corte de Felipe V, que así pudo ganar la Guerra de Sucesión y consolidarse a sí mismo y su dinastía, la Borbón, en el trono. Y hasta hoy. Luego llegaría la paz de Utrecht que supondría la decadencia de la monarquía hispánica al perder sus dominios europeos a cambio de que Reino Unido y Austria y el Imperio Germánico aceptaran a Felipe...
Vigo, como bien sabe Javier Luaces, el arqueólogo que más cerca ha estado de los galeones hundidos, ha tenido una enorme oportunidad para sacar partido de un episodio clave en la historia europea y muy famoso en el continente, donde se conoce como Batalla de Vigo. Pero Rande parece que sólo es el puente y la autopista. Así somos. Continuará...