navidad en la playa

navidad en la playa

Tiene la Navidad el origen más pagano posible. Era originalmente una fiesta romana que se celebraba el 25 de diciembre en torno al Sol victorioso tras el solsticio de invierno. El culto de Mitra, muy popular en Roma durante los siglos I y II, tenía dicha fecha anotada como la del alumbramiento de su Dios, y los cristianos, que carecían de un día concreto la tomaron prestada. Según los exegetas del Nuevo Testamento, el nacimiento de Jesús se debería haber producido en marzo o abril, a tenor de la tradición y de lo que se refleja del relato bíblico sobre los pastores, que estaban con sus animales en plena noche, imposible en los fríos inviernos de Palestina, y en cambio sí en primavera. Vigo ahora da un paso más en el movimiento de fechas y comienza a celebrar la Navidad en septiembre, en los últimos días de verano y aún con bañistas en la playa.
No es la primera vez que en Vigo se celebra una fiesta fuera de su fecha oficial y el caso más llamativo está en la Reconquista, que ésta sí tiene un día bien conocido, el 28 de marzo, cuando las milicias y vecinos tomaron la Puerta de Gamboa y con ello la villa a los franceses, que la ocupaban desde enero. La Reconquista se ha convertido en una gran celebración popular, pero no ha habido año en que se conmemore cuando toca pese a que ha habido ocasiones sobradas para ello. En 2018, por ejemplo, cayó en plena Semana Santa. Parecía idóneo para impulsar su divulgación nacional e internacional. Pero no: fue trasladada unos días más tarde, que además llovió, así que la representación de la Gamboa acabó en mayo. Otro disparate. Continuará...