La oposición, el gobierno

La oposición, el gobierno

El ayuntamiento de Nigrán ha sido noticia: se ha convertido en el primer municipio en el área metropolitana que logra aprobar sus presupuestos por unanimidad. Y no era nada fácil: su Corporación está integrada por PSOE (que ostenta la Alcaldía en minoría), PP, BNG, la marca de Marea y UCN, un grupo local. Todos están de acuerdo en el contenido de los presupuestos, que es como dar el respaldo al alcalde y su política. Cierto que no es así exactamente, pero las cuentas de cada año son el reflejo de la acción municipal, así que Juan González, que está al frente del Concello, se acaba de anotar un tanto que vale triple. Y para la oposición se abre un tránsito complicado, ya que ha avalado las cuentas del alcalde nigranés. Se trata de un hecho tan excepcional que cuesta encontrar precedentes. Lo más cerca que ha estado Vigo de un acuerdo así fue en el último año del segundo mandato del actual regidor, cuando el PP, que era la principal fuerza en el Concello vigués con 13 concejales, aprobó los presupuestos del PSOE, que tenía 11, mientras que el BNG, curiosamente el grupo que le había dado la Alcaldía al entonces y ahora alcalde, votaba en contra tras haberlo hecho a favor en las anteriores ocasiones. 24 de 27, una mayoría que no se ha dado ni siquiera en la aprobación del Plan General. El resultado de aquella operación es conocido: unos meses más tarde el PSOE pasó de 11 a 17 concejales con una mayoría aplastante desconocida en Galicia, en tanto que el PP se hundió hasta su límite más bajo con sólo siete concejales, y al BNG le fue todavía peor y acabó desapareciendo. La aprobación de los presupuestos por la oposición ya había provocado un terremoto en A Coruña en los primeros tiempos de Paco Vázquez, que luego se eternizó en el trono herculino. Aunque a Ciudadanos no parece que le vaya mal con la misma política. Continuará...