fusión o desaparición

fusión o desaparición

Muy complicado tienen el futuro próximo centenarias sociedades viguesas como el Mercantil, el Náutico, el Liceo o incluso el Club de Campo y el Aero Club. Todas ellas pasan por dificultades de importancia por la caída de socios y el incremento de las deudas ante el reto de su adecuación al siglo XXI. Quizá la pregunta es si tienen encaje en la sociedad de hoy y la respuesta la tienen ellas mismas. El Aero Club ha estado a punto desaparecer hace apenas unos meses y sólo un acuerdo in extremis permitió su continuidad en Peinador pero no hay garantías de que no pueda recaer. El Club de Campo permanece algo al margen de la tormenta gracias a su política restrictiva, manteniendo su actividad con un núcleo fiel de socios y unas instalaciones ya de sobra amortizadas.
Más complicado lo tuvo el Liceo de Bouzas, otro club histórico, que hace un par de años llegó al límite y estuvo cerca su liquidación. El actual presidente, Martínez Bosch, es partidario de compartir servicios para reducir la carga de gastos y de hecho ya tenía un compromiso con el Mercantil que ahora se ha diluido. El Liceo tiene a favor su apuesta por la marina de embarcaciones deportivas, que le ha dado muy buen rendimiento.
También el nuevo equipo del Náutico parece ver el futuro próximo con cierto optimismo al tener por vez primera números positivos en la gestión del puerto deportivo, que la causa principal de acabar en proceso concursal y al borde de la liquidación. Tapias, nuevo presidente, domina las cuentas del club. En cuanto al Mercantil quizá lo tenga peor que ninguno: cuenta aún con dinero de la venta al Celta de su sede, pero cada vez menor masa social. Una fusión sería una solución válida pero el dinero se agota en caja y los socios se van...
PD. El Ministerio Público ha encargado la investigación de los incendios de este pasado domingo al quizá máximo especialista de Galicia, quien ya tuvo la tarea de buscar culpables a la ola de 2006. Su conclusión es que no hubo trama, pese a la insistencia de los responsables políticos de entonces, y sólo sujetos individuales. Veremos ahora. Continuará...