El Vigo del 21

Navia va a crecer en un 50 por ciento y pasará de las 3.700 viviendas actuales a sumar otras 1.600, lo que equivale a unos 5.000  vecinos más para llegar a unos 15.000. Era lo previsto cuando a finales del pasado siglo se puso en marcha una actuación urbanística única en Galicia y que va en la dirección demográfica contraria: mientras la comunidad autónoma, y también Vigo, retroceden en habitantes, un polígono residencial crece más que ningún otro barrio hasta el punto de que cuando esté terminado tendrá mayor población que el 80 por ciento de los ayuntamientos gallegos. Pero quizá lo más importante es que la nueva fase, la segunda y definitiva, trazará una conexión con su entorno para que Navia deje de ser una isla y comience a integrarse en la ciudad, un  típico problema de la Muy Leal, que se acostumbra a desarrollar piezas aisladas: pasó en el pasado con Coia, ahora con Navia, y también con otros núcleos, como la Universidad, allá arriba, o incluso el hospital, casi en medio de la nada.
La segunda fase permitirá unir el polígono con la vecina parroquia de San Paio, y al mismo tiempo con Coia, e incluso mejorará la fusión con la avenida de Europa y Samil, aunque ésa es otra asignatura todavía muy lejos de aprobar. El día en que esto ocurra, Vigo habrá comenzado a construir la ciudad del siglo 21. Continuará...