El puerto debe crecer

El puerto debe crecer

La buena noticia es que el puerto se recupera y vuelve a avanzar hacia cifras anteriores a la crisis. Es posible, incluso probable, que si nada se tuerce este año vuelva a colocarse por encima de los 5 millones de toneladas, una magnitud desconocida desde hace diez años al menos, gracias a los contenedores, el impulso en carga general y la autopista del mar. Un puzle que permitirá mantener el liderazgo en mercancía general y pesca, tras perderlo en cruceros. 
Vigo cuenta con terminales potentes e instalaciones superiores al resto de Galicia, pero en este negocio hay que echar la vista al futuro próximo ahora para disponer de medios adecuados cuando se precisen. Por ejemplo, hace falta el tren desde Bouzas, y no será barato ni fácil, tras descartarse el trazado más sencillo y viable por Beiramar por el choque con la trama de la ciudad. Y harán falta mejores plataformas de atraque y movimiento de mercancía, comenzando por la misma terminal de Bouzas, donde se prevé un puerto de aguas profundas en la actual escollera, lo que tampoco será rápido ni fácil ni barato. Eso en el caso de que sea viable, porque exigirá un estudio de corrientes y evaluación ambiental, dos condiciones complicadas de superar. 
Y por último, será necesario contar con un gran puerto comercial entre Areal y Guixar, precisamente el que se diseñó a finales del pasado siglo y que no se pudo desarrollar. Para evitar más problemas y comenzar cuanto antes con una obra que acumulaba años de retraso, la Autoridad Portuaria renunció a su proyecto y en su lugar puso en marcha uno menor, exactamente la mitad del proyectado. El resultado es una plataforma que se ha quedado pequeña.
PD. Feijóo es coherente y se queda en Galicia. Hay vida más allá de la política eterna.