El naval, en Vigo y Ferrol

El naval, en Vigo y Ferrol

Ferrol acaba de conseguir oxígeno con el pedido del Ministerio de Defensa a su astillero, justo cuando Vulcano parece rondar la UVI. Cara y cruz. Para Ferrol es la mejor de las noticias y la esperanza de que si no puede parar su decadencia al menos sí frenarla. Llegó a ser el tercer municipio de Galicia en población y hoy es el séptimo, con apenas 67.000 vecinos, en una desertización urbana de libro. Es también la ciudad que más habitantes ha perdido en toda España durante el siglo XXI, en competencia con Cádiz, con la que comprarte perfil: Marina y astilleros (incluyendo la construcción de fragatas de combate en ambos casos), sólo que la capital andaluza dispone del turismo como una fuente extra. Para Ferrol, que Navantia funcione es la única posibilidad de no naufragar definitivamente.
En Vigo, los astilleros son parte esencial pero no única de su paisaje industrial. Y las noticias que llegan, superado el maldito tax-lease, son buenas, con una recuperación evidente de la producción, aunque mucho menor del empleo. De la mejoría se queda al margen Vulcano, que esta semana ha vivido su enésima crisis, quizá la definitiva. Aunque ha vuelto a salvar un match-ball  parece no tener solución y hace años que es una sombra de lo que fue, cuando sumaba su plantilla por miles y estaba a la cabeza en la Ría en medios y tecnología. Una sucesión de errores, malos cálculos y fallos de gestión han conducido al precipicio. Así que llegados a este punto se abren dos posibilidades racionales: o la compra de la planta por otra firma o la desaparición de la actividad industrial. 
Lo primero -la empresa Barreras está interesada en disponer de una segunda unidad de producción- llevaría a la reforma de las instalaciones y a la continuidad de la actividad.
Lo segundo, a su desmantelamiento para abrir paso a la urbanización del entorno e incluso a pensar en una gran playa, lo que en sí mismo podría resultar una gran oportunidad, para Teis y para toda la ciudad. 
Cualquiera de las dos opciones será mejor que mantener el impasse actual. Continuará…