El largo proceso

H ace ya muchos años un grupo de vecinos del Morrazo decidió presentar una denuncia contra el Estado por la supuesta mala calidad de la Ría de Vigo para el cultivo de bivalvos. Para sorpresa, la acción fue adelante y terminó en una multa millonaria del Tribunal de Justicia de la UE, que instaba a España a construir una depuradora adecuada con capacidad para tratar las aguas residuales. El resultado diferido de todo aquello fue la inauguración ayer de la mayor planta de España, preparada para asumir los residuos de 800.000 personas, más del doble del actual. Adiós multa, definitivamente. Han pasado 13 años, un largo proceso. 
Ayer se puso en marcha otro proceso, éste para acabar con la autovía A-55 y construir en su lugar el tramo que falta por abrir de la Autovía Rías Baixas, entre Porriño y Vigo. Con los precedentes existentes podemos pensar en una larga espera, quizá hasta diez años desde ahora hasta que se abra. 
Estas buenas noticias llegan por pura casualidad en el largo calendario de la Reconquista, que se inicia e el 28 de marzo y se prolonga más de una semana con actos y celebraciones. Como la entrega de los Vigueses Distinguidos, ceremonia interesante pero excesiva en número de galardones, once incluyendo la medalla de la ciudad. Pero así es Vigo. Continuará...