Barrio do Cura y la ruina

Barrio do Cura y la ruina

Estoy convencido de que dentro de algún tiempo se verá Barrio do Cura como hoy Rosalía de Castro. Pero no será hoy ni mañana ni seguramente antes de ocho o diez años. Recordemos: hace ya 14 años que se inició la operación y todavía no se ha movido un ladrillo. Rosalía de Castro fue durante décadas una ruina en el medio de la ciudad, una calle que no era tal y que estaba poblada de infraviviendas, caminos impracticables, bodegas, carboneras y hasta un túnel ferroviario, que todavía existe y que en  cualquier momento va a dar una sorpresa desagradable. Un día, el alcalde Carlos Príncipe le echó valor y con Dolores Villarino en el departamento de Urbanismo se atrevieron con la urbanización en la que incluso había fracasado Portanet. A Príncipe y Villarino les costó sudores, cientos de reuniones, pactos y hasta un proceso judicial, del que salieron indemnes y exculpados sin juicio. Pero así estaban las cosas. Y Rosalía se hizo y hoy es una de las mejores calles de Vigo.
Barrio de Cura lleva en ruina avanzada desde que los responsables del Concello convencieron a la promotora Karpin y Asociados SL de que no limitara su actuación urbanística a la compra del Asilo de Pi y Margall y se atreviera a hacer una obra para pasar a la historia al atacar todo un entorno en el cogollo urbano. Recibió toda clase de garantías de que el proceso urbanístico sería rápido. Y no fue así. 14 años después, Karpin y Asociados SL ya no existe, el empresario ruso se ha dedicado a otros asuntos fuera de la Muy Leal, como también sus socios,  y Barrio do Cura ha acabado en otras manos, otra promotora inmobiliaria que ha recibido idénticas garantías de que en adelante todo será un camino de rosas. Ojalá esta vez sea cierto. Continuará...