antiguo, eficaz

Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha. Así, siguiendo a San Mateo, debe sentirse el alcalde de Pontecaldelas, Andrés Díaz, encabezando al mismo tiempo la manifestación contra el trasvase del Verdugo a la presa viguesa de Eiras y siendo el número 2 del PSOE provincial que encabezará desde ahora David Regades, precisamente el concejal vigués que negoció con la Xunta el acuerdo sobre el agua. Díaz gobierna el pequeño ayuntamiento de Caldelas en una frágil coalición tripartita y probablemente ha visto que colocándose al frente contra el “robo al Verdugo” tendría hecha la próxima campaña y la renovación del mandato o quizá un puesto de mayor peso en PSOE  y a partir de ahí nunca se sabe dónde está el techo. Se trata de una apuesta con resultados conocidos: si el trasvase no se hace será gracias a la tenacidad del alcalde, si se hace, por culpa de las fuerzas hostiles, y de hecho ayer todos los grupos de Caldelas se sometieron al frente del "no". Siempre gana. Nada nuevo bajo el sol, tan antiguo como eficaz. 
No hay que quejarse de la estrategia del alcalde de Pontecaldelas, que incluso deslizó su hostilidad a la presa de Eiras, que ayer calificaba de lo peor: ¡obra franquista! Vigo estaría perdido sin ella. Andrés Díaz está a lo suyo, y además siempre encontrará quien le eche una mano. En Vigo, por ejemplo, la autodenominada asociación Defensa da Ría, de la que hacía años que no se sabía casi nada, ha reaparecido como un solo hombre en contra del trasvase. Hay que recordar que su última gran actuación fue su campaña contra el puerto, de infausto recuerdo. Acompañada de otra no menor mediática, a punto estuvo de triunfar y dejar a la Muy Leal sin su principal soporte. Promete. Continuará...