Dichos y expresiones

Dichos y expresiones

Desde principios de la humanidad, han existido y siguen en aumento todo tipo de dicho o frase, expresión o exclamación usado tanto en la literatura como en los medios de comunicación por la mayoría de humanos al describir o comentar sobre algún acontecimiento. Comencemos con Galicia y los más famosos que describen perfectamente el carácter del gallego/a. ‘Amiguiños si, pero a vaquiña polo lo que vale’. Nos demuestra que los gallego/as son por naturaleza desconfiados. Por ejemplo, en una oferta de compra de cualquier cosa, la solicitud de un favor de un amigo o un familiar, e incluso en la política - asistan y observen los plenos de la Muy Leal - y generalmente con razón. Los del Reino de Breogan son cautelosos/as con todo lo desconocido. Seguimos con ‘eu non creo nas meigas, mais habelas hainas’. Cuando un/a forastero/a le pregunta algo a un/a gallego/a generalmente contesta con un ‘depende’ o con otra pregunta. Por último, está la clásica exclamación de ‘¡Manda carallo!’ usado casi a diario cuando uno/a ve, lee o le cuentan algo que cause asombro. Al ampliar en los más conocidos dentro del mundo occidental hay de todo tipo desde clásicos - literatura - a superficiales, serios a cómicos, antiguos a contemporáneos, políticos a tertuliano, pero siempre con el fondo de interpretar al mundo que nos rodea sea local o internacional. Uno de los ejemplos clásicos es el de Shakespeare. ‘Ser o no ser, esa es la cuestión’ en la obra de Hamlet que demuestra un personaje inseguro e indeciso. Otro es la más que famosa - aunque falsa - de Cervantes en su obra de Don Quijote y que se usa a diario en España para todo tipo de razón. ‘Con la iglesia hemos topado.’ Hay aún más que ya no necesitan explicación como ‘no hay mal que por bien no venga’ o ‘mezclar churras con merinas’ Pasemos a los de otro sector que es el romántico. ‘Siempre tendremos a Paris,’ le dice Humphrey Bogart a Ingrid Bergman en la película ‘Casablanca’. Es una expresión de despedida de un amor imposible. Ya con el cine, el precioso adiós que le dice el chaval a Alan Ladd - Shane – en ‘Raíces Profundas’ al marcharse éste al final: ‘¡Shane! ¡Shane! ¡Vuelve! ¡Adiós Shane!’ Sigamos con los de humor. No hay mejores dichos y expresiones que los de Graucho en las antiguas películas de los años 30 del trio de los hermanos Marx. No hay un periodista que no los usa casi semanalmente. ‘Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros’. ¿Recuerda a ciertas declaraciones de los políticos de hoy? La mejor en este sector es: ‘La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados. ¡Cuánta verdad hay en esta frase! Y sin embargo me quedo con su fantástica exclamación en la escena de ‘El camarote de los Hermanos Marx’. ‘¡Y tres huevos duros!’ O sea, ‘¡Al cuerno con todo!’ Aplicable en tantas ocasiones en la vida cotidiana. En el mundo empresarial y político existe otro dicho clásico que es: ‘Uno/a es ascendido/a al nivel de su propia incompetencia’. No necesito ampliar porque lo vemos diariamente con un gran número de personajes en una plétora de cargos con poder en la actual situación mundial. Finalmente están los de ‘tirar la toalla’ por no tener ni voz ni voto en los desastres presentados a diario por los medios de comunicación. Os dejo con dos para poder elegir. ‘¡Paren el tren que me quiero bajar!’, o, ‘El último que cierre la puerta.’. Eu inclúome.