Haga como los famosos, cobre por posar ante el forillo

Haga como los famosos, cobre por posar ante el forillo

Antes se llevaba mucho lo del hombre anuncio, un reclamo con dos piernas y embutido en un “bocadillo” de madera no gruesa, que no pesara, que le colgaba de los hombros por delante y por detrás. Tengo la experiencia de haber sido algo parecido. En 1959, en Madrid, se iba a estrenar “La casa de la Troya”, película dirigida por uno de los entonces inevitables directores, Rafael Gil, y en papeles estelares Ana Esmeralda y Arturo Fernández. 
Al asturianin Fernández le he visto hace un tiempo en alguna televisión. Lucía de galán que va para nonagenario fardón, dentro de dos años tendrá los 90. Dios se los dé, será en febrero, el mismo mes en el que me trajeron al mundo pero no en 1929, como a el, que me aventaja menos de lo que servidor quisiera. La diferencia es de dos dígitos. Este Arturo tiene un homónimo, que le cogieron con las tarjetas black, que eran de consejeros de todos los colores y pelajes, carnaza para algunas televisiones. Este Arturo Fenández es un macroempresario de hostelería, que alguna vez ha tenido lios con su personal y hace cariños a los coleguillas del PP.. 
En 1959 alguien conectó con la Tuna del distrito de Madrid, que era responsabilidad de un buen amigo fallecido hace bastantes años, de nombre Ismael López Muñoz. Triunfó en “El País”, donde fue ombudsman y en otro momento primer corresponsal del diario en Moscú. Hubo un tiempo que se le veía  por Vallecas (Madrid), no me pregunte en que puiblicación trabajaba. Aquel barriio  fue cobijo del Padre Llanos, en su pozo del Tío Raimundo. Era aquel uno de esos curas que, empleando lenguaje guerra civilista, primero era nacional y luego rojo. Lo dijo mejor Javier Villán (www.elmundo.es.) un 13 de agosto de 2014, y no sé si martes. Empieza la crónica, que tiene reminiscencias de Cuco Cerecedo, aquel gran periodista de cosecha viguesa que murió por esas cosas de la altura, cuando viajaba a Bogotá con Felipe González –el presidente- y mas personal. 
Cuando llegó la democracia, me cuentan que algunos demócratas sin pedrigui. Abrazaban al padre Llanos, y el aceptaba por lo de la reconciliación.. Leamos lo de Villán: “El padre José María de Llanos pasó de la dialéctica de los puños y las pistolas a la del látigo contra los mercaderes del templo; de `es Falange Española mi madrina de guerra´, arriba parias de la tierra (…) Puro surrealismo verlo de bracete con Dolores Ibarruri o Carmen Díaz de Rivera (…)”, cuando aquella regresó de Moscú. Una tele contó, como si fuera nuevo, que aquella mujer hermosa e inteiligente era producto de un lio de faldas de Ramón Serrano Suñer, jerarca del  franquismo, un romance con una aristócrata.
Servidor sigue en 1959 por las calles de Madrid, con una vestimenta tuna de la Sastreria .Cornejo.  Tengo curiosidad por saber cómo le va al artista  de las prendas maraviillosas, al principiar este mayo. Cuando le conocí nos atendió solicito, como buen comerciante. Recurro a Internet, y por su via a rtve y me encuentro con una noticia de casi dos años de vida, los últimos para Cornejo, hasta su muerte en 03.08.2015,. Para entonces había fallecido Vicente Cornejo, a los 93 años, y cuando seguía siendo el rey del vestuario de escenarios teatrales y de peliculeros nacionales e internacionales. No quiero seguir dando vueltas de acá para allá por Madrid,  portando a modo de pancarta un enorme gorro de tuno, que repetía algunos de los mas comerciales titiulos de crédito del filme. Con el paseo de  la película no fue bastante, estuvimos también a echarle unos pasacalles a la niña dos millones de habitantes de la capital. Espero que la memoria, a tiro tan largo, no me cambiara el sexo de la criatura. También estuvo a verla – sigo apostando que era una fémina- el  mismísimo alcalde de la capital, el Conde de Mayalde, para mi muy populista. El viejo profesor, don Enrique Tierno podía serlo a ratos, lo de populista, pero con un baño de cultura enciclopédica y un desparpajo, que hasta los escotes soltaban la carga mamaria, para regocijo de casi todos los presentes del celebrado acontecimiento, empezando por el funadador del PSP, siglas quie terminaron en brazos del PSOE.  Inolvidable sons los bandos municipales de D. Enrique ,con un rico y clásico lenguaje. 
En esto de proclamar bondades para el cliente está el phofocall, en castellano, forillo o escenario, ¿Acaso no es mas hermoso en nuestra lengua? Hay una especie de sabana ante la que se coloca gente popular. Aclarar que el Diccinonario Collins indica que el palabro –el calificativo es mio-, forillo lo prefiero a la parla británica. Cobran las figuras, sean marquesas o actrices, también ellos, por colocarse ante aquel salpicado de logotipos, Gracias a tresbcomunicación.tumblr.com/post/ sabemos lo que se llevam los famosos. Dos ejemplos, Sara Carbonero, compañera de Ike,30.000 euros por cada aparición en photocall.. La Pataky por lo mismo, un poco mas, 40,000 euros.
Usted leerá hoy sábado, lo que conoci ayer viernes.. El cerebrito que es Ian Gibson, que sabe tanto de la democracia, ha dicho al diario “El Mundo” lo que va: “Los políticos son animales muy peligrosos. Tienen la piel espesa”.