¿Con qué Día Internacional me quedo?

¿Con qué Día Internacional me quedo?

Aviso para el lector habitual, si lo hay. Nuestro titular dice lo que cabe deducir a primera vista: se trata de saber con qué Día Internacional me quedo. Se me ha escapado uno, el Día Mundial del Café, que debió celebrarse la primera jornada de este octubre en el que ha entrado el otoño a medias, ya que al menos en Vigo vienen mezcladas las dos estaciones, pero mas hizo Vivaldi, que atacó a las cuatro; creo que ya lo he dicho alguna vez, con buen gusto. Según Indisa, detrás de esta celebración está la International Coffee Organization, que lógicamente dice lindezas del café. La citada Indisa creo que se dedica a la publicación de libros y anuarios del sector de la distribución.
Según he sabido de fuentes fiables, Naciones Unidas dedica este año  unos 140  Días Internacionales a otras tantas cuestiones, desde la lucha contra el cáncer al Día Meteorológico Mundial. Con esa cantidad ya nos llega, aunque se puede usted fiar de los 140 y mas solo porque es una cantidad obtenida por aproximación, que no me iba a poner a contar con precisión tanta celebración. No hay  mes en que Naciones Unidas no tenga algo que aconsejarnos tengamos en cuenta, con su mensaje y todo. Hoy, 20 de octubre no toca, hasta el 24 en que tendremos dos convocatorias en la misma jornada: el Día de las Naciones Unidas  y el Día Mundial de Información sobre el Desarrollo.  La convocatoria de este jueves tiene lugar cada cinco años, es el Día Mundial de la Estadística, pero ya se celebró el año pasado, así que en 2016 nada de nada.
El asunto está en que tengamos claro cuales son los días patrocinados por Naciones Unidas y cuales los otros. No es que  dude de estos,  ni que siempre haya interés de parte por un tema, pero cuando se da esta circunstancia, el ciudadano  debe saberlo para establecer  su opinión. La ONU, que es lo mismo que Naciones Unidas, ¿puede hacer  que gentes de todos los continentes se interesen por 140 asuntos? Que cada cual llegue a la conclusión que le llevará su buen entendimiento.
Ya que nos perdimos el Día celebrado el día uno, vamos a abordar el tema del café. Dice Juan Luis Guerra, que montó en su día con esta canción que el café debería dejar riqueza. Así: “(…I Ojalá que llueva café en el campo / que caiga un aguacero de yuca y te. / Del cielo una jarina de queso blanco / y al sur una montaña de berro y miel. / Oh,oh,oh-oh-oh, ojalá que llueva café (…)”. Como el castellano es una idioma para entendernos, aclaramos el significado de tres vocablos de la canción. Yuca, según el diccionariolibre.com, es un tubérculo muy comido en Venezuela. Coloquialmente , Yuca se refiere a que es bueno en lo que hace. Desconozco  el precio de la yuca, con lo cual no se cuantos venezolanos podrán comerla, en un país que nos dicen desde casi todos los foros que está arruinado. Berro, de acuerdo con el  The free Dictionary es una planta herbácea de tallos gruesos que crece en lugares con mucha agua y cuyas hojas, de sabor ligeramente picante, se comen en ensalada. Y jarina, en el ya citado diccionariolibre.com, es en Venezuela y República Dominicana, llovisna liger, que no se si es así y la verdad es que se entiende, o se trata de un error de transcripción,
Dato muy curioso tomado de Muy interesante: El café tiene distinto efecto en hombres y en mujeres. Lo que viene parece mas una fantasia que otra cosa, textual “(…) El efecto de la cafeína no es el mismo para todos. Tomar varias tazas de café ayuda a las mujeres a enfrentarse a situaciones de estrés, pero hace que los hombres se vuelvan mas inseguros y que se demoren mas en completar tareas”. Estos datos constituyen la conclusión de un estudio de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, lo ha difundido la revista Journal of Applied Social Psychology. Se explica la metodología de esta investigación, pero no creo que la mayor parte de nuestros lectores tengan interés en ella.
Ponen a las universidades a  estudiar  temas como el del café y pueden llegar a resultados como el de la relación entre tomarlo sin azúcar  y ser un psicópata. En este caso se trata de un complejo estudiantil que estimo es conocido, la Universidad de Innsbruck, en Austria. Daily Mail informa citando como fuente  la revista Appetite. Textualmente: “(…) Los resultados del estudio indican que las personas que prefieren los alimentos y las bebidas con sabor amargo, como el café o el agua tónica, podrían tener tendencias psicopáticas (…)”.
Los austriacos son gente seria, no mas que los que dudemos de sus concienzudos estudios. Ojo, que viene la segunda andanada. Esta preferencia, supongo que la de tomar este producto sin azúcar, la pueden tener personas mas propensas a mostrar signos de maquiavelismo, sadismo y narcisismo. También pueden estar mas inclinadas a ser hipócritas, desalmadas, vanas, egoístas y con poca empatía, según Daily Mail. ¡Dios!
Decir que esto último lo tomamos de actualidad.rt.com/ciencias/ 188302. Y que por mi parte, el café me ponía de los nervios, descafeinado no me gusta y tomo infusiones.