La cuna del hombre la mecen con cuentos, ¿y la del niño?

La cuna del hombre la mecen con cuentos, ¿y la del niño?

Felipe Camino,  nombre auténtico, con ese apellido había nacido para ser poeta: “(…) Caminante,  no  hay camino se hace camino al andar (…)”, de la factoría de Antonio Machado. Un hombre pegado como una lapa, con perdón, a los “Campos de Castilla”.  Con este este soporte, el que algunos llaman Machado bueno, dejó escrito: (…) ¿Para que llamar caminos (…) –otra vez en verso las vías de cuarta:  autopista, autovía, carretera comarcal y lo nuestro de 5º-. Y vuelve el poema: “(…) a los surcos del azar?...¨Todo el que camina anda, como Jesús (…)”.Seguramente el personal conoce mas el principio: “Nunca perseguí la gloria ni dejar en la memoria de los hombres mi canción (…)¨.
Hemos dejado a Felipe en solas consigo mismo y con Camino del Documento Nacional de Identidad. Es el mismo que otro caballero que cogió un León –no sé si los hay en la Madroa- y le puso su nombre por apellido. El mejor León Felipe, dice entre tierno, por las curas de los bebés y las que mueven los políticos, por ejemplo el dueto de la Cataluña que muy españoles querrán que sea como la dibujan ellos, independiente de España. Ahí está la pareja Puigdemont-Junqueras (léase Yunqueras) escuchando escocidos el “Se todos los cuentos” que cantaba como los ángeles Paco Ibáñez, sobre todo en la Transición: (…) Digo tan sólo lo que he visto. Y he visto: que la cuna del hombre la mecen con cuentos, que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos (…)”.
Desde “Vamos a la cama. Canciones intantiles para los niños” nos ofrecen el antídoto contra el meneo de cunas.La familia Telerín empezó a cantarla en 1965,  entonces fue la primera vez que aparecían en TVE  con su historia. “Vamos a la cama que hay descansar. Para que mañana podamos madrugar”.
Dormidas las huestes infantiles, que hoy 12 de octubre han disfrutado la fiesta como nosotros y que mañana tendrán que levantarse temprano. Así las cosas, nos aproximamos al cuento, con la ayuda “Cuento-significado de cuento”.
Los antedichos ahora mismo nos responden que cuento es “Del latín computus, cuentas”. Veamos las tres primeras acepciones, numeradas: “1. Literatura. Obra literaria breve que narra hechos ficticios”. 2. Narración de un suceso”.”3. ¨Chime o habladuría para denigrar a una persona o enemistarla con otras”. Aquí cabe lo de ¨”España nos roba” de los secesionitas catalanes, Para terminar con el vocablo que nos ocupa, prestemos atención a una segunda lista de acepciones que inicia esta; “Cuento. Del latín contus y del griego kontos, bastón”. Y el número 1 “Pieza que se pone en el extremo opuesto del puño de algunas cosas, como el bastón o la lanza, para protegerlo o darle mayor riqueza”. Para rico, el vocabulario de la lengua castellana, seguramente el lector advertido puede decir que hemos repetido la loa mas de una  vez llamándole español a nuestro  idioma,  hablado mucho mas allá de Castilla y León, e incluso en el amplio mundo hispanoparlante.
Está claro el titular de nuestro texto de hoy, por activa y por pasiva, que la cuna del hombre la mecen con cuentos, ¿Y los niños?, nos preguntamos. La familia Telerín les ha mandado a la piltra, que según la Real Academia Española es cama. Los “Diccionarios de Oxfoxd” dicen de catre que es “cama individual, ligera, sencilla y generalmente plegable”. Los mocito, parece que lo son  ya de 14 y 15 años, pueden discernir quién engaña a quién  en el conflicto catalán. Un producto del  Principado mediterráneo –el otro, el de Asturias, está en el Cantábrico y aquí en el Atlántico no tenemos que yo sepa-, nos referíamos al Principado de la Costa Brava y mas, donde vive un símbolo del demócrata de largo recorrido, a Joan Manuel Serrat nos referimos. El cantante dijo el mes pasado en Santiago de Chile: “Este referéndum no es transparente, no puede representar a nadie”. Y como subtítulo “El cantante alerta de que va a costar mucho tiempo superar `la gran fractura social´ en Cataluña”. Surgieron entonces las voces de los secesionistas cainitas, ¿qué llamarles otra cosa que Caín, a quienes pretenden separar a millones de españoles de las cuatro  provincias catalanas y del resto de España, que han convivido durante siglos?
Serrat, que también canta a León Felipe: “Hazme un sitio en tu montura, caballero derrotado, hazme un sitio en tu montura, que yo también voy cargado de amargura y no puedo batallar”. La letra es alusiva a don Quijote, pero puede valer para tantos y tantos españoles que no queremos tirar al mar a los secesionistas, como parece pretenden ellos con nosotros. Y sin salvavidas. La democracia es una sutil raya que separa el raciocinio de la barbarie.
Ayer miércoles RTVE hacía el seguimiento en directo de hechos y reacciones al discurso de ayer del presidente catalán, Puigdemont en el Parlamento de aquela comunidad autónoma. A las 09;32 decía que “El ministro de Asuntos Exterioresd alemán, Sigmar 
Gabriel, advierte que una declaración de independencia unilateral por parte del Gobierno catalán sería `irresponsable´, al tiempo que ha asegurado que la solución a la crisis sólo puede alcanzarse `en el marco de la Constitución española”. Los de la Merkel sí que saben.