Ya tengo mi media naranja televisiva, pues qué bien!

Ya tengo mi media naranja televisiva, pues qué bien!

Fue el viernes pasado cuando me encontré, en la página cuatro de  este diario por mas señas, esta noticia:”Siete horas para grabar tres  minutos de Álex González.” La firma de Redacción-Vigo, local@atlantico.net. Lo de “por mas señas” lo contempla la  que limpia, fija y da esplendor al idioma, en este sitio digital. La que nos ocupa es una acepción que numéricamente se pierde en la noche de los tiempos. La entrada es “seña”. El número uno lo lleva: “Nota, indicio o gesto para dar a entender algo o venir en conocimiento de ello”; en la explicación se asemeja un tanto a lo que buscamos.  Luego, de nueve acepciones con números correlativos, vienen dos bajo el  epígrafe de “señas personales”. “Hablar alguien por señas” es algo que todos entendemos. Y llega lo nuestro. “Por señas” o “por mas señas”, cuyo significado es: “Para traer al conocimiento algo, recordando sus circunstancias o indicios”. Entiendo haber aplicado bien la frase a “Atlántico”.
Después aparece en el sitio ya mencionado de la Rae, “santo y seña”, que todo el que hizo la “mili”, antes de que la eliminara Aznar, sabe que es  una pregunta del centinela a la que conviene contestar.
Vamos con el   rollo de película. Vista la ”productividad” del mocito Álex González., ¿cuánto se tardará en rodar una película española de un metraje de 70 minutos? Estúpido interrogante, digo, mirándome en el espejo, por si soy yo quien ha preguntado. ¿Va a costar lo mismo una película con muchos efectos especiales o sin ellos? ¿Y si mencionamos un rodaje con una interpretación complicada, que hay que repetir una y otra vez?
Me entristece la estupidez propia, pero me sobrepongo sobre la columna de la curiosidad. Espero un experimentado productor, como era José  Luis Dibildos, que dejó viuda a Laurita Valenzuela, y en su lugar nos ponen. Un debate entre presuntos conocedores del tema. Es lo que ocurre con Internet, que esperas a Caperucita y te sale roja, como el maestro de la canción de Patxi   “(…) viene el maestro. El cura cree que es ateo y el alcalde comunista, y el cabo jefe de puesto piensa que es un anarquista (…)”. ¿Habrá nombre mas vasco que Patxi? Pues lo es de sentimiento, pero en el  DNI figura como de  los “madriles”. De la canción paso a la docencia, aunque nunca le abandonaron del todo las musas de las cuerdas bocales. 
Luego está el devastador a cuatro patas, que hace mas difícil todavía lo de “el hombre es un lobo para el hombre” y en el cuento el que come es el lobo y la víctima la abuela, que  a su edad no estaría nada tierna, o sea que estoy camino de perder la ternura, lo sentirán los míos y  los pocos que queden de los que me quieran de mi generación.
Vamos de una vez con el foro, que van a decir que vaya rollo  tengo y no cinematográfico. De un cambio de impresiomes (casi) siempre se aprende. Aparece Nyan Snow, no tiene traducción inglés castellano, y dice: “Pues eso shurs (sic) Estoy debatiendo con una amiga, ella dice que se tardan años en rodar una peli (como dos o tres) pero yo creo que es cosa de meses…Dice que meses no, que eso se tarda en rodar un capítulo de una serie”. Me niego a reflejar la opinión de uno que escribe k en lugar de que, aunque lo hagan muchos.
En los tiempos de “Velvet” (Miguel Ángel Silvestre) y el  barrio ceutí de “El Príncipe” (Álex González),  los protagonistas lucieron cierta competitividad entre ellos. Hay rivalidad, pero para mi mas ente las mesnadas de fieles que entre ellos mismos. 
Nos referíamos al principio al guapito de cara Álex González y su escasa productividad. 
(…)”. Nos vamos bastante cerca, a  Santiago de Compostela, al  bellísimo Pórtico de la  Gloria, joya no solo gallega sino universal. En este sitio digital se dice que el  Pórtico fue obra del maestro Mateo y sus colaboradores, con las aportaciones de Fernando II, rey de León, que las hizo entre 1168 y 1188, año este en que se concluyó el singular conjunto.
Tengo para mí que lo de “media naranja” se cae de simple. Igual que el  cítrico sin la otra mitad no está completo,  hasta que nosotros encontremos un ser afín, estaremos en orsay. Yo lo he encontrado, en Jesús Travieso, un periodista que con fecha 12.II.2014, acusa a Álex González y los otros actores de “El Príncipe, excepto Coronado y Cortada,  “(…) no hay por donde cogerlos. No tienen la capacidad suficiente como para hacer un personaje que resulte verosímil para un espectador(….)”. 
A cuatro días del 1-O catalán, “Ultima Hora” de ayer miércoles,dice que el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal estimó el martes 26 que el impacto que está teniendo en el turismo la situación de Cataluña hoy es “mayor” que la de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona). Ojalá no se cumpliera.