Paso atrás en los cementerios municipales

Paso atrás en los cementerios municipales

En su día, en los cementerios públicos, fue un avance notable derribar el muro que separara el suelo cristiano del de los ateos, agnósticos y no creyentes en general (era donde se sepultaba a los suicidas), del cementerio llamado civil. Pero ahora volverán los muros. Habrá cementerios musulmanes, judíos y de lo que se tercie en suelo público (no privado, pero privatizado). 
El cementerio civil no puede ser confesional; pero graciasa los acuerdos firmados en su día por el PSOE en el Gobierno con las confesiones hebrea y musulmana, volverán las separaciones. Lo peor es que la norma sanitaria común exige que la inhumación se lleve a cabo dentro de un ataúd o urna, si el fallecido es incinerado. Pero los musulmanes se entierran en tierra, en sudario, mirando a la Meca. Insisto, las normas sanitarias no lo permiten por razones de tal índole. Ya veremos a dónde nos llevan las consecuencias de romper las reglas de orden general. ¿Seguirán otras?
Conviene tener presente por qué se están prohibidos los enterramientos directamente en tierra:evitar contaminaciones de acuíferos o epidemias. En España hay 24 cementerios musulmanes, la mayoría en Andalucía, donde se permite el rito musulmán completo. En el resto, el cadáver no entra en contacto directo con la tierra, sino que el féretro lleva tierra o con una abertura que permite el contacto con ésta. Otras comunidades no permiten lo que ya se hace en Andalucía, mientras no se cambien las normas sanitarias con carácter general. Pero, ¿por qué hay que cambiarlas?
Ha sido muy comentado en las redes que la necrópolis madrileña de Carabanchel Alto será la primera de Madrid donde los musulmanes podrán enterrar a sus fallecidos conforme a sus ritos religiosos. El Ayuntamiento que encabeza Manuela Carmenaprevé ceder 10.000 metros cuadrados de este camposanto, hasta ahora católico, a los mahometanos
Como es lógico, los musulmanes reclaman enterrar a sus seres queridos en contacto directamente con la tierra, algo que prohíbe la normativa sanitaria. El Consistorio afirma que intentará negociar con la Comunidad este aspecto. ElCristina Cifuentes, presidenta de la comunidad tiene el tema sobre la mesa, a la espera de informes técnicos. 
Lo malo es que la sociedad civil empiece con este tipo de asuntos, que existan leyes distintas según la condición de los ciudadanos, de modo que el fuero personal se imponga a la Ley común. Empezamos por los cementerios y podemos seguir con el resto, matrimonio, leyes civiles en general, orden penal…Así hasta el infinito y la aplicación de la Sharía como meta final.
La alcaldesa de Madrid, se ampara en la Ley 26/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España, en cuyo artículo 2, entre otras cosas, se dice:
 Se reconoce a las Comunidades Islámicas, pertenecientes a la Comisión Islámica de España, el derecho a la concesión de parcelas reservadas para los enterramientos islámicos en los cementerios municipales, así como el derecho a poseer cementerios islámicos propios. Se adoptarán las medidas oportunas para la observancia de las reglas tradicionales islámicas, relativas a inhumaciones, sepulturas y ritos funerarios que se realizarán con intervención de la Comunidad Islámica local. Se reconoce el derecho a trasladar a los cementerios pertenecientes a las Comunidades Islámicas los cuerpos de los difuntos musulmanes, tanto los actualmente inhumados en cementerios municipales como los de aquéllos cuyo fallecimiento se produzca en localidad en la que no exista cementerio islámico, con sujeción a lo dispuesto en la legislación de régimen local y de sanidad.
¿Y la ley común general, qué?