El juez que no cree en la Constitución que aplicaba

El juez que no cree en la Constitución que aplicaba

Francamente, me cuesta creer que el magistrado excedente Luis Villares, que hasta hace unos meses ejercía la labor jurisdiccional al amparo y bajo mandato de la Constitución que previamente juró, no acuda motu proprio a la celebración de la Carta Magna, salvo por imposición estética de la subcontrata de Podemos de la que forma parte.


Porque una cosa es que este funcionario de Justicia en excedencia crea que el modelo de la Constitución esté agotado (cosa que podemos discutir) y otra que mientras no se cambien por el procedimiento que ella misma establece y todos los ciudadanos, especialmente los jueces, tenemos el deber de acatarla, cumplirla, defenderla y aplicarla.


A no ser que la abroguemos mediante un acto revolucionario o un golpe de Estado. Pero como bien dice este caballero, si es preciso iniciar un nuevo proceso constituyente habrá que partir de algo, o lo hacemos desde cero.
En muchas de sus ideas yo mismo puedo estar de acuerdo, como la república con un reducido modelo federal (nada de 17 autonomías). En cuanto a eso del derecho a decidir no lo vinculo yo a la vecindad civil, sino al conjunto de los ciudadanos, pues como este espero que sepa, la soberanía reside en el conjunto de los vecinos y no se distribuye ni reconoce por cuotas territoriales.
Es decepcionante que quien aparenta ser persona sensata y que cualquier día volverá a vestir la toga de juez y administrar Justicia diga estas cosas de modo tan sectario y contrario al propio sistema del que ha sido y volverá a ser pieza cuando retorne a sala para asegurarse los garbanzos.


No se trata de negar el derecho a proponer y pretender la reforma de la Constitución, pero si cargarse nada menos que los principios de la soberanía nacional que construyeron y nos legaron las Cortes de Cádiz.
Por eso no que creo que el magistrado Villares crea eso que dice.