Del insulto de Fernán-Vello a los disparates de la Bescansa

Del insulto de Fernán-Vello a los disparates de la Bescansa

Tras el resultado de las elecciones del pasado domingo, era de esperar la resaca de los perdedores; pero siendo previsible, no pensamos que se podría llegar tan lejos y de forma disparatada, como lo han hecho el diputado Fernán-Vello y Carolina Bescansa. El primero concluye que el pueblo gallego es “ignorante” debido a la victoria del PP. En un primer tuit escribió “Estraño pobo o noso. Escravos que votan ao amo, ao cacique, ao que manda, aos de sempre. Pobo alienado e ignorante. Triste”. Luego, debió de pensarlo mejor y lo borró. ¿A quién representa este sujeto que insulta de modo tan grosero a los gallegos en general? Finalmente se ha disculpado, pero es evidente que quiso decir lo que dijo.
Lo de la Bescansa pretende tener recorrido sociológico:Afirma que los propios datos atestiguan que los votantes de Podemos, a diferencia de los del PSOE y el PP, "son gente menor de 45 años y perteneciente a grandes urbes", y por tanto, “si todo el electorado fuese menor de 45 años, Iglesias sería presidente del Gobierno desde el año pasado". Y añade que "En España en general, y en Galicia con más intensidad se está produciendo una escisión en términos generacionales del comportamiento electoral. El gran respaldo al PP, pero sobre todo al PSOE, se encuentra entre la gente mayor de 45 años y que vive en municipios menores de 500.000 habitantes".
Dejando al margen el dato de que la mayor parte de la población de Galicia se concentra en núcleos urbanos o en villas importantes, uno y otro denotan una total falta de respeto a los ciudadanos de esta comunidad, especialmente a las personas mayores.
En el fondo qué se pretende: ¿Que le quitaran el voto a los mayores pare conjurar el riesgo de que puedan votar a la derecha en Galicia?Es curioso el resabio leninista de cierta izquierda o partido llamados de progreso, capaces de esmerarse en la aplicación de los formularios teóricos de Lenin y con las técnicas de Goebbels: “La derecha es mala, corrupta sin excepciones, golpista, fascista y manipuladora. Es un principio inmutable- Como enseña Lenin”. Y  “hay que lograr desarmar moralmente al enemigo”.
Los gallegos que votan al PP son esclavos y personas mayores. Y por lo tanto, apoyan a La derecha, cuando ésta no tiene la decencia moral de la izquierda.Y por lo tanto, el PP maneja a los ciudadanos en función de ocultos intereses. Controla a los votantes como masas de borregos. El pueblo gallego es particularmente propenso a dejarse manejar. Cada voto logrado por los partidos de progreso vale por diez de los otros (los alineados, los manejados, los ignorantes) Lo sugirió Beiras hace años. El voto a Mareas es un voto patriótico, inteligente, joven y que quiere liberar una tierra “asoballada”. Sólo hay que esperar a que se mueran los viejos.
El juez Villares lo ha repetido con otro estilo. No sólo es una victoria que hayan logrado ser la segunda fuerza de Galicia, han sido capaces de conseguir que los gallegos conscientes, patriotas, decentes, hayan acudido a votar con ilusión. Los otros se entiende que no.
Estamos ante el chantaje moral a los mayores Toma diversas formas y, desde luego, basado en una presunción: todos los viejos votan a la derecha. 
La sociedad que quieren Fernán-Vello y la Bescansa evoca dos libros y dos películas terribles (que recuerdan el insulto del primero o las ocurrencias de la Bescansa): “Un Mundo feliz”, de AldousHuxley y “La fuga de Logan” Nolan y Johnson (llevadas las dos al cine). En el primer caso, los seres humanos se dividen en varias castas: Alfas, Betas, Gammas, Deltas y Epsilons. Los ciudadanos Alfas son inteligentes, altos y musculosos; los Epsilons son bajos, tontos y feos. Desde la escala más alta a la más baja. En el segundo caso, existe un “Carrusel”para eliminar a las “personas caducadas”, a partir de los 30 años. Es decir, el modo, según la Bescansa, de no correr riesgos: Pablo Iglesias sería presidente.