Elecciones cuanto antes

Elecciones cuanto antes

Mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, parece entregado al arte de dejar estar las cosas, en Cataluña sigue incubándose la peor crisis política que amenaza a España desde el 23F. Bajo la dirección y el concurso del "Govern" de la Generalidad prospera el proceso de sedición cuyo puerto es una declaración de independencia unida a la proclamación de la República catalana.
Es la meta anunciado por las leyes aprobadas en el "Parlament" los pasados días 6 y 7 siete de Septiembre. Leyes que pese a estar suspendidas por el Tribunal Constitucional, siguen marcando la agenda de los líderes secesionistas.
Líderes (Puigdemont, Junqueras, Forcadell, etc.) que ni han variado sus planes ni se les ve preocupados por las eventuales consecuencias penales de su flagrante desacato. El caso de Carles Puigdemont, es revelador. Pese a ser el responsable de haber convocado un referéndum ilegal sigue en su cargo sin que en ningún momento nadie desde las diversas instancia del Estado -el Gobierno de España, el propio TC cuyo mandato desobedece,- hayan dado señales de vida. Mientras los separatistas alimentan las llamas de la subversión -el último incendio ha sido convocar una "huelga de país"-, en el bando constitucional, todo son cautelas.
Fuera de España, el Gobierno ha perdido en el relato de los hechos acaecidos el día 1 de Octubre. Ni siquiera ha sido capaz de denunciar y exigir responsabilidades a los mandos de los Mossos d`Esquadra por el incumplimiento de la orden judicial que les obligaba a cerrar los colegios electorales a primera hora del domingo. Ha dejado en descampado y expuestos al improperio a los policías y guardias civiles a quienes sí se les exigió que cumplieran la mencionada orden judicial.
Premioso, instalado en la duda sobre si para frenar a los jefes de la sedición procede o no aplicar la legislación vigente (Art. 155 de la Constitución), el Gobierno comparece ante la opinión pública inane, desarbolado y ¡emplazando a los partidos de la oposición a que ofrezca soluciones! Como si no fuera esa la obligación primordial del Ejecutivo.
A la vista de cómo están las cosas parece llegado el momento de consultar a los ciudadanos si quieren seguir así. Elecciones, pues. Elecciones generales cuanto antes.