Manos limpias manchadas con dinero sucio

Manos limpias manchadas con dinero sucio

Hay conversaciones que lo dicen todo y pruebas que evidencian, claramente, que quien dice según qué cosas es a todas luces un delincuente: "Tendrá que plegar velas. Hacer lo que deba hacerse, no lo que le guste a ella, aparte de que su momento de gloria ya lo ha tenido". Quien habla así es el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y la persona a la que se refiere es la abogada Virginia López Negrete, que ejerce la acusación contra la Infanta Cristina en nombre de Manos
Limpias en el caso Nóos. La conversación grabada por la Policía hace apenas un mes, ha trascendido a los medios de comunicación tras saberse que la asociación de usuarios bancarios y Manos Limpias pretendió retirar la acusación sobre la infanta Cristina a cambio de obtener 3 millones de euros, cosa a la que la abogada, que se ha hecho muy popular como tertuliana en los medios de comunicación, al parecer, se negaba. Este ha sido ni el primero ni el único chantaje que ambos han querido hacer y, de hecho, en el auto del juez Santiago Pedraz contra Pineda y el secretario general de Manos Limpias y Miguel Bernad, se detallan cuatro casos de extorsión y amenazas, en los que se exigen grandes cantidades de dinero a cambio de retirar la acusación que alguno de los dos colectivos mantiene en los juzgados. Los cuatro son sólo los detectados desde noviembre cuando saltó la alarma.
Es verdad que desde hace mucho tiempo se especulaba con la posibilidad de que Manos Limpias obtuviera dinero sucio, pero no ha sido hasta ahora, cuando el abogado de la infanta y el subdirector de la asesoría jurídica del banco Sabadell han denunciado ante la policía el intento de extorsión que habían sufrido, que en su momento fue de 2 millones de euros y un poco más tarde se elevó a 3 millones por los "gastos procesales sufridos".
En alguna ocasión he coincidido en televisión con el líder del sindicato Manos limpias y al menos en dos ocasiones le pregunté qué les movían a personarse en casos tan complejos" Queremos hacer un servicio a la sociedad. Es lo único que nos mueve" me dijo secamente cuando le acuse de tener oscuros intereses que le conectaban con la ultraderecha española y de ser una máquina imparable de fabricar querellas indiscriminadamente.
De hecho Manos limpias es un sindicato pero no ejerce como tal de modo que no tiene acceso a las ayudas públicas destinadas a ese tipo organizaciones y es chocante porque manejan mucho dinero. Ahora hemos sabido cuál era el procedimiento que utilizaban en algunos de los más sonoros: simplemente presentaban querellas y luego exigían una cantidad elevada de dinero a la parte acusada para retirarla y  eso explicaría muchas de las cosas que han hecho.
En su lista de actuaciones hay de todo: el caso Barcenas, los ERE de Andalucía, Noos, Bankia etc... con lo que si definitivamente se tira de la manta podemos estar ante un caso de extorsión de grandes dimensiones. No es de extrañar que el detenido haya sido acusado extorsión, fraude de subvenciones, estafa, delitos contra la hacienda pública etc. etc. Al igual que Luis Pineda, ya que ambos casos están íntimamente relacionados y utilizaban una forma de actuar similar.
Al final, bien está lo que bien acaba y en esta ocasión se puede dar por bueno el viejo refrán de que cuando el río suena.... Dos delincuente que ya están fuera de juego para seguir haciendo sus fechorías.