Cataluña ya se desangra

Cataluña ya se desangra

La crisis institucional ocasionada por el exgobierno de Cataluña, ahora en la cárcel o en busca y captura, ha ocasionada graves daños a la economía catalana y lo hará en los próximos meses en la española. Ya empiezan a conocerse datos de cómo la inseguridad jurídica y las ilegalidades cometidas por Puigdemont, sus consejeros y la Mesa del Parlamento han impactado en las principales variables económicas. La más grave, el desempleo. El viernes se conocieron los datos de paro en el mes de octubre y Cataluña acusa un aumento de los parados y una menor creación de empleo. Cierto que octubre es un mal mes para el empleo por el fin de la temporada turística. Sin embargo, si se desestacionalizan los datos, el desempleo desciende. Y, además, hacía muchos años que en ese mes no se registraban tantas afiliaciones a la Seguridad Social. En este sentido, bastar observar cómo mientras Madrid o Valencia suman casi 40.000 afiliados más en octubre, Cataluña apenas registra 1.700, cuando normalmente los datos de Madrid y Cataluña son bastante similares.
Es la primera consecuencia de un mes en el que han descendido las ventas de automóviles. En este caso también Madrid y Cataluña suelen registrar números similares. Pues bien, mientras en la Comunidad de Madrid, las ventas aumentaron casi un 25 por ciento, en Cataluña apenas lo hicieron en un 4,5 por ciento. Pero es que también han descendido las compraventas de viviendas, las ventas en los comercios, el consumo en bares y restaurantes, la facturación de los taxis o la reserva de hoteles. Hasta los viajes del IMSERSO o la llegada de cruceros o la celebración de congresos han descendido drásticamente. Miles de personas y de euros que se han ido a otras comunidades autónomas o sencillamente se han esfumado.
Cierto que la salida de empresas se han ralentizado en estos últimos días. Según las cifras diarias que ofrecen los Registradores de la Propiedad, estos días la salida ha sido de unas 60 diarias, cuando la media estaba siendo superior a las 120. Incluso un día se acercaron a las 250. En total, más de 2.000 empresas han salido de Cataluña. También es cierto que tanto la Bolsa como la prima de riesgo han mejorado desde que se puso en marcha el artículo 155 de la Constitución. Sin embargo, el Banco de España, la AIREF, el BBVA, FUNCAS y otros ya corrigen sus previsiones de crecimiento del PIB de España para este año y el que viene contagiadas por Cataluña. Y el daño será mayor cuanto más dure la incertidumbre y esta duda sólo se despejará, en un primer momento, cuando se conozca la situación de los encarcelados, las alianzas electorales, el ambiente en la calle y, finalmente y sobre todo, el resultado de las elecciones del 21-D.