De VPO y coches oficiales

De VPO y coches oficiales

La vieja política más la nueva política es igual a la misma política de unos y otros, es decir, la de siempre y de sobra conocida,así de claro.Y por cierto, expresiones las de "vieja y nueva "que ya se me antojan cansinas y vacías en sus contenidos y significados.
Parlamentarios gallegos que dicen defender la justicia social y que piden coche oficial, chofer, secretario  y el cobró de gastos con carácter retroactivo tan pronto pisan moqueta roja. Dando ejemplo desde el primer día, sí señor. Y me pregunto: Donde queda el predicamiento de la igualdad social de algunos? Portavoces en el Senado de formaciones "anti sistema "que ganan 30.000 euros en unos meses tras vender una vivienda protegida que nunca se llegó a ocupar. Es decir, viviendas de protección pública destinadas a personas con rentas bajas y nula posibilidad de adquirir una vivienda en el mercado libre  y adquiridas  por 146.224 euros , a pesar de no estar empadronado ni residir en el municipio donde están ubicadas. Y me pregunto: Quienes son los tiburones especuladores sin escrúpulos? Y a estos "Episodios Nacionales"le podríamos sumar el de las virtuales conjuras de unos supuestos  e imaginarios poderes fácticos económicos-empresariales, en contra de los intereses personalistas de un ex secretario general de una conocida formación de izquierdas, o eso ha manifestado él susodicho en una reciente entrevista televisiva. En fin ,que la vida política de este país sigue igual, estén quienes estén y como estén.
Aunque bueno, igual del todo no, que ya tenemos ministros,algo es algo. Es verdad que nuestro actual presidente tenía la protestad de escoger a quien le petase, y así lo hizo. Solo puedo decir que les deseo suerte a todos y que apliquen su sentido común en la gestión de sus respectivas carteras ministeriales. Lo iremos viendo.
Mientras este es el día a día, de una buena parte de los dicen representar políticamente a la sociedad, esta misma sociedad sigue sin solución a problemas tan dispares como el brutal incremento del recibo de la electricidad, que ha experimentado una subida del 8,3% en octubre, encadenando así su sexto mes consecutivo al alza y reduciendo aún más, la capacidad económica de familias y empresas. O la división salarial entre clases, la cual se ha profundizado durante los últimos años y en donde el sector de menores recursos ha sufrido un impacto cuatro veces mayor que el resto, ya que mientras el salario medio ha caído el 6,1% entre 2008 y 2015, en el 10% de la población más pobre los sueldos se han derrumbado un 28% según nos dice en su último informe Eurostat. En fin, que cada uno extraiga sus conclusiones sobre lo prioritario y lo unipersonal, y lo que verdaderamente les debería importar a nuestros representantes públicos. Que yo las mías las tengo cristalinas.