Vivienda en positivo

Vivienda en positivo

Si, positivo, sin paliativos. El nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 contempla reivindicaciones del sector inmobiliario gallego en los últimos años como la vuelta de las ayudas a la compra de vivienda tanto protegida como libre para jóvenes, después de que el anterior plan (2013-2016) las eliminara. De esta forma, y si finalmente se aprueba, los menores de 35 años que tengan ingresos inferiores a 3 veces el Iprem (19.170,39 euros anuales en 12 pagas) podrán beneficiarse de hasta 10.800 euros con el límite del 20% del precio de compra. Y recordando que los jóvenes menores de 35 años deben cumplir requisitos como que la casa que compre sea su vivienda habitual y permanente durante al menos cinco años y que no sea propietario de otro inmueble.
Decir que hasta el año 2007 el segmento de comprador de primera vivienda lo componían en un 55% jóvenes de hasta 35 años que se emancipaban. Precisamente este segmento de edad fue el que más ha sufrido la crisis y así desde el 2009 hasta finales de 2016 este segmento de edad se vio reducido como potenciales clientes de vivienda habitual hasta un 7% ya que la nula financiación, la temporalidad de los contratos o la falta de ahorro para cubrir el tramo de impuestos y la entrega inicial de un mínimo de un 20% para poder tener financiación, son aún a día de hoy aún, condicionantes suficientes para que muchos jóvenes no tuviesen acceso a una vivienda en propiedad.
Y respecto a aquellos que piensan que estas ayudas a la compra y al alquiler pueden contribuir a generar una nueva burbuja, pues les diré que en nuestra comunidad autónoma y concretamente en mi provincia, Ourense, pues para nada. Y puedo decirlo con toda rotundidad debida que la oferta en vivienda usada para su venta y alquiler, supera ampliamente la demanda existente y para comprobarlo basta con visualizar el número mensual de trasmisiones de la propiedad inmobiliaria con los datos de los registradores. Lo cual no quiere decir que la realidad en el mercado de la vivienda en ciudades como Madrid o Barcelona sea otra muy distinta a la nuestra.
Por esto mismo y para una mayor compresión de las próximas ayudas detallo el borrador del Real Decreto del Plan de vivienda 2018-2021 que también contempla ayudas al alquiler para los jóvenes.
En concreto, hasta el 50% del alquiler mensual para arrendamientos y durante tres años. De nuevo, los ingresos deben ser inferiores a tres veces el Iprem (19.170,39 euros al año en 12 pagas o 22.365,42 euros en 14 pagas) y la vivienda debe ser la habitual durante el periodo de ayuda. El beneficiario tampoco debe contar con una casa en propiedad.
Interesante es también el programa de fomento del parque de vivienda en alquiler, siendo el objetivo aumentar el parque de viviendas en alquiler tanto públicas como libres. Las ayudas pueden ser hasta 300 euros el m2 útil por vivienda con un límite del 40% de la inversión y de 31.500 euros por vivienda, siempre que los inquilinos tengan unos ingresos hasta 4,5 veces el Iprem y un precio máximo del alquiler de 7 euros por m2 al mes.
En definitiva, positivas medidas para reactivar el sector, generar empleo y consolidar la recuperación y normalización del mercado de la vivienda en Galicia.