La ruina de nuestro sector agroganadero

La ruina de nuestro sector agroganadero

Primero, una sequía como no se recordaba, y ahora, la destrucción total de la mano de terroristas incendiarios de 36.000 hectáreas quemadas, dejan a cientos de explotaciones agroganaderas y miles de familias al borde de la ruina y sin futuro. Con unos precios de venta de producción estancados desde hace 25 años, pero con una subida generalizada y desproporcionada de todos sus gastos, pues como que nuestro sector agroganadero está en su peor momento en décadas ante la falta de pastos y agua que están derivando a medidas extremas. El cierre continuado de todo tipo de explotaciones ganaderas y agrícolas está derivando a un fin de nuestro rural que todos vemos pero muy pocos admitimos. A este descomunal problema hay que añadirle un envejecimiento de la población y despoblamiento brutal, al que las administraciones siguen sin saber hacerle frente. Las políticas y planificaciones forestales han sido erróneas en un contexto de abandono del rural y lo peor es que se sigue incidiendo una y otra vez en los mismos errores. Y que lo vemos en las cifras de nuestra provincia, donde hay registrados 2.599 núcleos de población, 1.185 núcleos diseminados y 3.690 entidades singulares o aldeas repartidas por 916 parroquias. De esas 3.690 aldeas, casi 2.000 tienen ya menos de 12 habitantes y aún dentro de este último grupo hay 300 aldeas con entre uno y dos habitantes; eso sin contar las 276 que figuran como vacías. A mayores, Ourense encabeza el ranking de provincias españolas con mayor porcentaje de viviendas vacías, con un 24,7% de las viviendas de la provincia. Este porcentaje casi duplica la media española, del 11,6%, y se aleja bastante del autonómico, que se sitúa en el 18,6%. Y después algunos hablan de fijar población en nuestro rural, bueno, sin más comentarios. Y seguimos, en el Ourense de la renta per cápita más baja de todo el estado y donde nuestros hijos tienen que buscarse su oportunidad laboral fuera de su hogar familiar por falta de empleo de calidad y estable en su localidad de origen, pues como que comprobamos una vez más como también batimos nuevamente el récord de tener las pensiones más bajas del conjunto de Galicia. Así que voy ya con los datos oficiales del Ministerio de Empleo para que nadie tenga dudas. Y estos nos dicen que la pensión media se situó en Galicia en 780,20 euros.
En concreto, por provincias, en A Coruña esta cuantía llegó a 822,24 euros y en Pontevedra fue de 820,63 euros, mientras en Lugo se quedó en 692,49 euros y en Ourense en 672,54 euros, o lo que es lo mismo, la más reducida de Galicia y de todo el país.
Por si esto fuera poco, el campus industrial de Paderne de Allariz con más de un millón de metros cuadrados y que tenía un plazo de ejecución desde el 2009 al 2012, sigue en 2017 en espera, y seguirá, pese a que el gasto en la adquisición de los terrenos supero los 10,2 millones de euros, a los que se añadirían 6,3 millones más para la construcción de las conexiones exteriores. Qué más da, para qué queremos más empresas y puestos de trabajo, si las administraciones en lo único que piensan es en abrirnos geriátricos. ¿Es este el futuro que queremos? Pienso que no. Pues reaccionemos, qué horas nos van siendo.