El "queda bien" del señor Pedro Sánchez

El "queda bien" del señor Pedro Sánchez

Mire usted, Sr Pedro Sánchez, que su partido, el PSOE quiera crear dos nuevos impuestos para costear el gasto en pensiones, (uno que gravaría las transacciones financieras y otro que se aplicaría a la banca), es un "queda bien" en toda regla. ¿Cree usted que los españoles somos tan ingenuos? ¿Porque no añade a continuación que si se le suben los impuestos de cualquier tipo a las entidades financieras, estas, tardarían décimas de segundo en repercutir e incrementar cualquier gasto impositivo a las cuentas de sus clientes? Y usted Sr. Sánchez lo sabe perfectamente, así que, ocurrencias opacas, como que no. Pero aún peor ha sido escuchar al Sr. Rato en el congreso, por cierto, inculpando a una buena parte del gobierno actual de sus presuntas irregularidades al frente de Bankia y otras cosillas. Una pena ver a una persona que fue referente para toda una generación y que al final, como muchos de sus compañeros de partido, han acabado siendo un fiasco y simplemente unos presuntos corruptos más, demoliendo hasta los cimientos del que fue su partido político. Aunque en ese ejercicio de demolición, no está solo, está acompañado de cientos de presuntos corruptos de norte a sur y de este a oeste de este país y que inundan los juzgados de España ruborizando hasta al ciudadano más impávido. Individuos que como usted Sr. Rato, utilizaron las siglas de su partido político, y la de sus puestos públicos de privilegio, para destrozar la confianza de millones de sus votantes.
Al igual que el Sr. Artur Más, otro de los que, como a semejanza de Atila, ha arrasado con toda la pujanza económica conseguida, a base de mucho esfuerzo, de su propia comunidad autónoma. Y por destruir, ha destruido en su totalidad a su partido político y de paso, a él mismo.
Y tampoco quiero dejar pasar las frases demoledoras pronunciadas las semana anterior, también en su comparecencia en el Congreso y ante la comisión que investiga la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro, del Sr. Solbes. Que ha reconocido que las preferentes eran una buena idea aunque acabaron siendo un desastre. Leer para creer. Y que a mayores añade textualmente que hubo un "exceso de confianza en las entidades financieras "y que el gobierno del Sr. Zapatero "erró totalmente en sus previsiones". Aunque más sonrojo provocan las de la Sra.Elena Salgado, manifestando que "hicieron lo correcto". 
Y yo, españolito de a pie, escucho todas estas declaraciones de personas que en su conjunto se han ido de rositas, se pasean por todos los foros, habidos y por haber, dando conferencias y discursos rimbombantes y que disfrutan de ingresos más que generosos por puestos públicos que han ocupado o aún ocupan. ¿Pero esto que es? ¿El país de nunca jamás? ¿Pero cómo se puede consentir tanta impunidad?. En fin, iremos viendo de toda esta marabunta política que es lo que queda realmente al final. Mientras, los empresarios, autónomos empleados públicos y del sector privado, pensionistas y jóvenes seguimos en nuestra vida real. Donde el empleo sigue siendo precario y temporal, el poder adquisitivo de las familias cada vez merma más y donde los ingresos familiares se distancian de los precios de nuestro día día. Pero no pasa nada, que según el Sr. Rajoy nuestra macroeconomía es de Guinness. El problema es que la economía real no va al mismo ritmo Sr. De Guindos, por mucho que nos hable de crecimiento sostenido y de cifras que solo usted quiere creer. Así de claro.