Okupas

Si hasta ahora no he abordado este tema no es precisamente por pasar de puntillas por este grave y creciente problema social , no es mi estilo ni de lejos, todo lo contrario.Sino porque pensaba y creía que solo podía contribuir a generar más inquietud o alarma social en una situación que compruebo que cada vez amplía más  su preocupante magnitud, al tener una legislación obsoleta que no se actualiza y que siempre va por detrás de la problemática actual, y que ha permitido que actuaciones que eran esporádicas en nuestra comunidad ,Galicia,ya no lo sean .El  problema se ha agravado y hay que afrontarlo ,y sobre todo en una provincia como la nuestra con más de 58.000 viviendas vacías. Y que estén desocupadas no significa que no tengan dueño ,que si lo tienen ,y ahí está catrasto y los recibos del IBI a sus propietarios para dejar constancia de ello.Asi que veamos nuestros datos: La provincia cuenta con un total de 92 ayuntamientos y en ellos hay registrados 2.599 núcleos de población, 1.185 núcleos diseminados y 3.690 entidades singulares o aldeas repartidas por 916 parroquias. De esas 3.690 aldeas, casi 2.000 tienen ya menos de 12 vecinos y aún dentro de este último grupo hay 300 aldeas con entre uno y dos habitantes; eso sin contar las 276 núcleos que figuran como "vacías".


Y ahora entremos en materia para saber de qué estamos hablando: Según la ley, la policía puede desalojar sin orden judicial una vivienda ocupada ilegalmente, siempre que lo haga dentro de las primeras 48 horas del allanamiento. A partir de esas 48 horas (dos días), se necesita una orden judicial, y entonces, todo entra en un complicado proceso que puede tardar años. De ahí que los okupas traten de probar a la policía que llevan allí más de dos días. Por lo que mi recomendación ,si pasa esto, sería la siguiente:


El propietario tiene que solicitar el desalojo lo antes posible. Puede tener la suerte de enterarse a tiempo o que un vecino denuncie la ocupación inmediatamente(la agilidad de una comunidad de vecinos es fundamental). En ese caso, la policía se presenta y les desaloja sin orden judicial, si se demuestra que llevan allí menos de 48 horas. Claro, si la policía logra entrar a la vivienda. Si la vivienda estaba vacía y no tenía carteles de haber sido puesta en alquiler, venta o en rehabilitación, al pasar las críticas 48 horas, el propietario ya no puede pedir el desalojo, sino lo que se llama un desahucio en precario,y ahí empieza una odisea de meses o años . Por desgracia casi siempre una ocupación trae parejo importantes desperfectos interiores y exteriores y situaciones de stress y ansiedad para sus propietarios y por supuesto un gravísimo perjuicio económico.
Hasta ahora era un problema que veíamos en las grandes ciudades de otras comunidades, pero ya ha llegado aquí, a Galicia y por supuesto a nuestro Ourense. 


No es permisible que en una época estival en la cual muchos ourensanos afíncados en otras ciudades o países regresan para disfrutar de sus merecidas vacaciones se encuentren con la peor de las pesadillas al comprobar cómo su casa ya no lo es , dando comienzo a un calvario sin fin en el que mafias perfectamente organizadas sacan un buen pellizco de las desgracias ajenas.Por lo que espero que el legislador, legisle de una vez y proteja en su totalidad los derechos de la propiedad y los propietarios.