Nuevo año, nuevos retos

Nuevo año, nuevos retos

Hoy no voy hacer un análisis de datos, estadísticas o informes. Pero si creo que se debería hacer un repaso interno de un año que finaliza para extraer nuestras propias  conclusiones. Las buenas, para seguir poniéndolas en práctica, y las menos favorables para practicar  la autocrítica y corregir los errores cometidos. Creo, desde el punto de vista personal, que no ha sido un mal año, desde luego bastante mejor que los pasados 2012-13-14, donde muchas actividades económicas las pasamos moradas,por ser suave. Queda mucho por hacer y han sido muchos también los autónomos y empresas que han quedado por el camino, demasiados. Pero en estas fechas tan especiales y entrañables quiero extraer las conclusiones y actuaciones mas positivas, fortalecerlas, impulsarlas y que realmente sean capaces de generar riqueza, oportunidades y futuro en mi entorno más próximo, que es mi provincia, Ourense. Por esto mismo y como actuación positiva en pro del interés general, quiero destacar al recién creado Club Financiero de Ourense. Entidad que debe potenciarse  desde su reciente andadura  y coger el suficiente músculo para así poder desarrollar con éxito aquellos planteamientos por lo que se creó.Ya que pienso y creo que Ourense necesita un plan estratégico trazado con legitima ambición y menos complejos ideológicos y CFO es una herramienta más que válida para afrontar este reto  en el próximo año.
Y también debemos mirar atrás y reflexionar, pero espero, que no sean reflexiones tan poco atinadas, como las del actual ministro de fomento. Y mi reflexión va en la línea de que soy totalmente consciente, porque lo palpó todos los días ,de la falta de liquidez y de las dificultades de las administraciones en acometer obras y servicios. Pero por ese mismo motivo se debe saber priorizar en lo urgente, útil y más necesario y en esos parámetros nos encontramos nosotros, los ourensanos, los grandes olvidados y obviados en nuestra historia reciente por todos los ejecutivos de  la nación y de diferentes colores políticos. Espero que la decisión y solución llegue pronto y la entrada del AVE en nuestra ciudad sea la demandada en tiempo y forma y la acorde a nuestras necesidades reales. Por lo que la demanda de un AVE, con unas prestaciones de igualdad de condiciones que las demás ciudades que ya lo disfrutan, debe ser una premisa irrenunciable. También me preocupa la paralización socio-económica a la que nos tiene sometido el actual gobierno municipal de esta ciudad. Una ineficaz e ineficiente gestión de nuestros escasos recursos ,que nos puede derivar a prolongar durante varios años más la salida del laberinto económico,social y demográfico que ahoga a familias, autónomos y empresas en nuestro Ourense. Y en este punto sí que hay muchos y abultados errores que corregir y donde espero que la autocrítica prime por encima de cualquier egocentrismo soberbio y rancio. Eso espero, aunque  2017 puede traer también nuevos y necesarios formatos y planteamientos políticos que de una vez por todas impulsen  el inconformismo latente que debe aflorar en nuestro Ourense, pero esa es otra historia y aún no hemos acabado este 2016. Salud a todos y feliz Navidad!