Los máster de la vergüenza

Los máster de la vergüenza

Entre unos y otros están destruyendo la credibilidad y la imagen de las universidades. Y cuando digo, "unos y otros", me estoy refiriendo a la peor clase política habida y por haber, la cual todo lo que toca, lo destruye y corrompe. ¿Qué estarán pensando las decenas de miles de estudiantes universitarios los cuales se esfuerzan durante años por quitar un grado o un master? ¿Qué pensaremos los padres que hemos tenido que hacer un esfuerzo económico más que considerable para pagar los estudios de nuestros hijos? Mejor no escribo nuestros pensamientos, por pudor y por vergüenza ajena. Pero, ¿qué les pasa a estos políticos de pacotilla que son unos fracasados en el sector privado y buscan refugio como sea y a costa de lo que sea para enchufarse en partidos políticos y tener un carguito público? Siempre he despreciado, y sin paliativos, a los palmeros y estómagos agradecidos, simplemente porque ellos son el verdadero núcleo de la corrupción. Así de cristalino.
De esta forma, y mientras nuestros brillantes gestores de la cosa pública siguen enfrascados en sus propias miserias, los españolitos de a pie seguimos sufriendo los problemas de la vida real ,y así , observamos mes a mes ,una factura de la electricidad que no para de subir. Hasta la propia Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia está preocupada advirtiéndonos que solo 650.000 españoles han obtenido el bono social eléctrico. Una cifra muy inferior al número de beneficiarios del anterior año: 2,5 millones de personas. Y mientras esto sucede, nuestros gobernantes aún no han tomado ninguna medida para tratar de evitar unos precios que van a ser inasumibles para una gran parte de los aquí vivimos en los próximos meses .Esta es la verdadera cara de la insufrible clase política que padecemos. La de la incompetencia, ineficacia e ineficiencia extrema. ¿Es tan complicado reducir la enorme carga fiscal en los recibos de la luz para reducir su importe? ¿Es tan difícil legislar para acotar la barra libre de las Eléctricas? Y por último quiero recoger la información hecha pública estos días por la CNMC, órgano supervisor, el cual nos dice por un lado que los consumidores presentaron 1,5 millones de reclamaciones contra las compañías de electricidad y gas durante el año 2017 y que este organismo sanciono a dos empresas comercializadoras de electricidad por el incumplimiento de las medidas de protección al consumidor, cumpliendo así con su función supervisora del cumplimiento de las medidas de protección al consumidor de energía. Y mi pregunta ahora es: ¿Quién o quienes entonces no son capaces de ponerle solución al problema? Pues la respuesta no es otra que quienes tienen la responsabilidad de gobernar y legislar, así de clarito.