Con la paciencia al límite

Con la paciencia al límite

No sé si el pueblo español tiene en su conjunto más paciencia que un Santo, pero lo que sí constato es que tanto él sr Rajoy como el Sr Puigdemont la están poniendo a prueba de una manera única e irrepetible.
Los españoles estamos angustiados, preocupados y crispados, y también cada vez más cabreados,simplemente porque somos personas normales que actuamos de forma normal en nuestras vidas y no estamos dispuestos a que las leyes se nos apliquen a la inmensa mayoría de una forma, y a quienes la pisotean y desprecian de otra bien distinta. Una vez más flota en el ambiente una sensación de impunidad insultante e ultrajante al conjunto de la sociedad. Nuestra soberanía nacional no está en venta a cambio de prebendas injustificables, ni un gobierno puede ceder a los chantajes de los liquidadores de nuestra libertad como nación. Diálogos? sí, siempre, pero única y exclusivamente dentro del orden constitucional y la legalidad vigente. Y dentro de ese respeto mutuo ,claro que se podría abordar incluso una modificación de nuestra constitución .
Una reforma constitucional puede ser positiva, e incluso necesaria en la actualización de un nuevo marco legislativo actualizado a las necesidades y respuestas actuales del momento en que vivimos. Por supuesto garantizando la igualdad y libertad de todos los españoles, pero eso sí, su aprobación no es cosa de dos o tres partidos políticos ,sino una decisión de 47 millones de españoles, ojo! Que de engaños y traiciones ya estamos sobrados.
Y advirtiendo de que la fractura social no se produce solamente en Cataluña, donde las deslocalizaciones de empresas van suponer una caída brutal de los ingresos por IVA y IRPF y con una repercusión negativa en el PIB. Ya que,aquí ,en Galicia, y para el actual presidente de la CEG, esto no sólo es una nimiedad,-literal- ,sino que, a mayores esta persona, públicamente y textualmente dice que "estaría de acuerdo con una consulta pactada y con garantías en Cataluña para desenredar el conflicto". Y por supuesto, manifiesto mi total rechazo y desacuerdo con la opinión unipersonal de este señor. Los empresarios gallegos siempre estaremos dentro de la legalidad vigente y respetando escrupulosamente el marco constitucional de nuestro país, España. Por lo cual debería rectificar sus desafortunadas declaraciones, ya que estas las ha realizado como presidente de la CEG y son totalmente inaceptables e inasumibles por él empresariado gallego .
Y recordando que, desde la patronal CEOE, y de la mayoría de patronales del país, se pide que no se demore la solución al problema para evitar que se agrave más el deterioro del tejido empresarial. Ya que cuanto más se dilate la reconducción de esta situación, mayor será el deterioro de la economía de Cataluña, que ya se está viendo seriamente afectada por los cambios de sede social de numerosas empresas, la cancelación de nuevas inversiones, la reducción de reservas turísticas y un panorama general de incertidumbre y máxima tensión. Y con ejemplos recientes de pequeños empresarios catalanes con caídas de facturación de sus productos de un 70%, y que, de no encontrar una solución al problema ,la inestabilidad económica (tantas veces avisada por el que escribe) podría llevarse por delante su empresa y muchas más que están en una situación límite. Por lo que urge  dar una solución lo antes posible a la crisis catalana, para frenar el deterioro, tanto de su economía autonómica ,como la del conjunto del país. Con lo cual ,respaldo total a las medidas que tome él gobierno para conseguir que la Generalitat vuelva a la legalidad y que el impacto económico y social se solucione lo antes posible .