Bancos a 1 euro

No se confundan, no me estoy refiriendo a bancos de madera, de PVC, o de forja para sentarse que se venden en bazares chinos de todo a 1€, aunque a este ritmo todo se andará. No, me estoy refiriendo a la que era la segunda entidad financiera de Galicia y la quinta de España. Me estoy refiriendo a nuestro "solvente" sistema financiero, según nuestro ministro de economía y nuestro ejecutivo, esos mismos cuya credibilidad ante todos ha quedado nuevamente a los pies de los caballos por ser enormemente suave, ya que sobre ellos recae el dudoso "honor" de tener al primer banco intervenido por la UE, después de vendernos una recuperación económica sobre pies de barro.
¿Cuantas mentiras y engaños más hemos de soportar sobre nuestra economía? Miren ustedes, ¿se crean empleos? la respuesta es sí, pero más del 90% es empleo temporal, que dura unas semanas e incluso solo días o horas. ¿Se crean más empresas? la respuesta es no, y ahí están los datos del IGE del mes de mayo para corroborarlo.
Pero volviendo al tema principal, el banco Santander se ha convertido con esta compra por un euro, en la entidad financiera que en nuestra comunidad, Galicia, acaparará el 29% de las oficinas bancarias. Por lo que felicitó al banco Santander por una operación que lo convierte en el referente, y casi en el monopolio, de nuestro sistema financiero. Y a la vez, penalizó a nuestros dirigentes políticos y responsables económicos por permitir que una entidad, que ya es historia, como el Popular-Pastor se arrastrara hacia una situación de quiebra técnica después de decirnos en los últimos años que nuestras entidades bancarias estaban saneadas y fortalecidas después del rescate bancario que nos ha costado decenas de miles de millones de euros a todos los españoles. ¿Cuantas mentiras más debemos soportar de unos gobernantes que nos engañan con sus falacias una y otra vez? Su credibilidad y la corrupción (la misma que recoge el CIS con un incremento de un 12%) afloran una y otra vez hasta ruborizar al más impávido.
Pero hay más, si más despropósitos, los que venía haciendo la entidad comprada a 1 euro que era la que también estaba malvendiendo sus propiedades inmobiliarias previamente ejecutadas hipotecariamente, destrozando el mercado de la vivienda  y desestabilizando lo que algunos, entre los que me encuentro, trabajamos con tesón para estabilizar y para recuperar el valor patrimonial de los que aquí vivimos.
En definitiva, en esta historia ganan los de siempre, o sea, los grandes muy grandes y pierden los de costumbre, los 300.000 pequeños accionistas, que no los fondos de inversión que vendieron sus acciones en las últimas horas antes de la intervención de Bruselas. Y Galicia en su conjunto, que vuelve perder otra seña de identidad sin que nadie de explicaciones de nada. Y ya no digo nada de nuestros ayuntamientos en el rural, estos no es que pierdan, es que quedan defenestrados, financieramente hablando, con unos servicios mínimos no, lo siguiente. ¿O es que alguien cree que no se van cerrar oficinas y reducir las plantillas cuando hay duplicidad en 110 ayuntamientos? Las ingenuidades a estas alturas como que ya no existen. Lo dicho, suerte al todopoderoso Santander que nos ha salvado, de momento, de apoquinar siete mil millones de euros, como mínimo, al esquilmado y sufridor contribuyente.