320 euros al día

320 euros al día

Trescientos veinte euros al día de media es la cantidad que deja cada turista que nos visita, con los datos de Eurostat en la mano .Y A veces ,solo a veces ,da la impresión de que cuando algo funciona medianamente bien a algunos les molesta y sueltan toda su carga destructiva únicamente con el fin de que a lo que no consideran suyo les vaya tan mal como a ellos mismos .Para ejemplo la imagen de  radicales en Cataluña prohibiendo simbólicamente el baño en una playa a los turistas,(esos señores que dejan sus dineros en nuestro país y han contribuido a la creación de empleo, aunque sea temporal ).
Hace unos días, el INE, publicaba que la constitución de nuevas sociedades mercantiles bajó en Galicia un 14,7% en junio respecto al mismo mes de 2016. De este modo, Galicia registraba  un retroceso más acusado que la caída estatal (-10,3%). Y con estos datos aún estamos cuestionando el incremento turístico y a su contratación laboral o pensando, algunos, en tasas turísticas?
No voy hablar de las bondades económicas que supone el turismo porque son obvias, pero si quiero profundizar en los datos del turismo nacional para que sepamos de que estamos hablando. El gasto de los turistas extranjeros en el primer semestre del año, ha ascendido a  37.217 millones de euros, casi un 15% más que un año antes. Y recordando que en ejercicio del 2016, el turismo reportó a la economía española 125.000 millones de euros y recibió 61 millones de turistas extranjeros, convirtiendo así al turismo en la primera industria del país, con un 11% del PIB. El 91% de las pernoctaciones de turistas extranjeros fueron en costa, con Canarias, Baleares, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana como principales destinos. Mientras aquí en Galicia, el norte de Lugo, Santiago y el área de Vigo son los principales reclamos y localización de nuestro turismo según Eurostat. Estos son los contundentes datos que unos pocos fanáticos anti-todo pretender perjudicar .La concentración turística puede suponer en algunos casos tensiones, no lo dudo, sobre todo el turismo low cost, pero para corregir cualquier disfunción, la regulación, la aplicación de las leyes y normas y las sanciones a cualquier comportamiento vandálico deben aplicarse con todo rigor, y por supuesto, lo gratis total no existe, que coste. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, el número de turistas que se alojaron en pisos turísticos en los primeros seis meses de 2017 creció de los tres a los cuatro millones de personas. De momento es una pequeña parte  de los 35,3 millones de visitantes recibidos, pero la velocidad de aumento  es el doble que la de los alojamientos tradicionales. Esta es una nueva realidad con la que tenemos que convivir .Y la alternativa no es demonizar lo que a muchos les está dando de comer ,directamente o indirectamente ,simplemente guiemos correctamente una política turística que nos permita que todos disfrutemos de un turismo de calidad y acorde a nuestra forma de vida y sobre todo acorde a la demanda actual .Y por último ,mesura en las declaraciones de algunos que dicen ser representantes políticos y  contundencia jurídica contra los que protagonizan actos vandálicos contra el turismo y los turistas, ya que ese sí que es un camino que solo conduce a la anarquía social y autodestrucción económica. Así que menos fanatismos radicales-extremistas nacionalistas y más sentido común y aplicación de las normativas.