Sonreír sin enseñar el colmillo

Acabo de leer que solo dos de cada cien gallegos han encontrado empleo gracias al trabajo del personal que gestiona las oficinas del Inem en Galicia. No parecen muchos. La verdad es que no creo que debamos sentirnos satisfechos, ni quienes atienden tales oficinas y ni mucho menos los demás. Si somos dos...

"Os monicacos dos monicaquiños"

La invasión de la televisión en nuestras vidas adolescentes fue como se afirma que se produjo la de los bárbaros en el Imperio Romano; es decir, de los extranjeros, pues es conveniente recordar que bárbaro significa preciosamente eso: extranjero, no solo bruto incontenible que es en lo...

Cuestiones de la nomenclatura

Amancio Ortega, a quien no tengo el gusto, cumplió ochenta años. Me alegro. Ojalá le vea cumplir otras dos décadas. Significaría que el habría alcanzado los cien años de su edad, que yo le deseo llenos de salud y bienestar y que, no es por presumir, yo andaría...

Esperando al salvapatrias

En alguna que otra ocasión no falta el curioso, o el interesado, en saber cómo se le ocurren a los novelistas las historias que cuentan. No otra cosa es una novela sino la historia de lo que le pasa a alguien en algún sitio. Al menos así lo fue hasta ahora. Ahora, ya se escriben novelas...

¿Será Dios de derechas?

La nuestra es una curiosa sociedad. Previamente encomendadas nuestras ciudades y aldeas a un sinfín de santos y ángeles custodios nos hemos pasado el resto de una gran parte de nuestras vidas solicitándoles favores. Para empezar y desde el nacimiento solían ponernos el nombre de un santo...

La piel de Otegi, Eguiguren y Évole

Primero, hagamos un inútil, gratuito, ingenuo e innecesario alarde de sinceridad: cuando oigo hablar en euskera no entiendo absolutamente nada. Segundo, hagamos otro alarde, más gratuito todavía: cuando oigo hablar a un vasco en castellano no puedo evitar la asociación con aquellos...

La piel de Otegi, Eguiguren y Évole

Primero, hagamos un inútil, gratuito, ingenuo e innecesario alarde de sinceridad: cuando oigo hablar en euskera no entiendo absolutamente nada. Segundo, hagamos otro alarde, más gratuito todavía: cuando oigo hablar a un vasco en castellano no puedo evitar la asociación con aquellos...

Las Musas preparan su material

En el capítulo XVI del libro II de sus “Ensayos” escribió Montaigne que sería mucho si, a la vuelta de cien años, se recordase que en su tiempo hubo guerras civiles en Francia. Sabía de lo que hablaba. Acto seguido, siguió escribiendo para recordar que los...

Palabras contra palabras

Regreso de París y me pongo a leer periódicos atrasados, convencido como estoy de que la realidad que reflejan no es cosa de un día, tan fugaz y efímera nos la pintan, sino que permanece y se alarga, se prolonga y reproduce, haciéndolo de manera que acaba no solo por decirnos...

La hora del Führer

Mi difunto tío Pepe a quien, si me dejan remedar la elegía a Ramón Sijé, yo tanto quería, fue boticario; lo que casi es tanto como decir que era anglófilo y liberal. En su casa de Pontevedra, colgado de una pared y debidamente enmarcado, tenía un retrato de la reina...

La indiferencia genera indiferencia

La Historia es siempre la misma, pues idéntica es la condición humana siglo tras siglo, milenio tras milenio. O eso al menos es lo que nos enseña la literatura. Los grandes conflictos bélicos y colectivos de la antigüedad clásica, sus causas y desarrollos, las convulsiones y...

Lampreas, sapos y culebras

En cuántas ocasiones preferiríamos evadirnos de la realidad y entrar en consideraciones más prosaicas que las consideradas habituales que son, sin embargo, mucho más lisonjeras y agradables, más amenas e igualmente plenas de transcendencia! Estamos habituados a otorgar la...

Las cosas en su sitio

No sé si sería verdad pero, en la década de los cincuenta, recién superada la mitad del siglo XX-cambalache, los entonces muchachos estábamos convencidos, y así lo afirmábamos, de que si un militar con graduación encontrase a su esposa en su propia cama...

Es hora de que acabe el circo

Es de suponer que a todos nos esté resultando difícil sustraernos a la realidad que nos envuelve. Ya nos gustaría que nos resultase más fácil porque, esa realidad, está volviéndose sofocante y empieza a atosigarnos.  Nuestra sociedad cambió. Lo hizo en...

Mantras, salmodias y otros cánticos

Aestas alturas de nuestra deteriorada convivencia verbal el debate político se nos ha convertido en una sucesión de mantras. Se dice mantras por calificar de un modo más amable, incluso algo místico, religioso por lo tanto, lo que en realidad ese nos ha ido convirtiendo en una...

La mayoría prudentísima

Aun argumento que parece válido y que sin embargo no lo es, pero que pese a todo es presentado como tal, se le denomina una falacia y a un argumento con el que se pretende defendwer o persuadir de algo que es falso suele clasificársele como un sofisma. Vivimos tiempos de falacias y sofismas. Se...

La vida, esa pasión inútil

Con la vida sucede como con el señor Luis de Guindos, al que el otro día entrevistó Carlos Alsina en su programa matinal. Con él hay que estar muy atentos porque, en algún momento, puede decir algo que se le entienda y conviene apercibirse de ello e, incluso, de ser posible,...

Conocer las reglas, someterse a las reglas

Se hace difícil imaginar que haya quien tenga algún reparo en admitir que vivimos tiempos atravesados y, además de difíciles, complicados; es decir, tiempos en los que se nos atragantan las disposiciones que nos los rigen, a los que formamos parte de lo que siempre se llamó el...

De juancarlistas a felipistas

El otro día emitieron unas cuantas imágenes del lehendakari vasco tomadas en el momento en el que se estaba dirigiendo a sus paisanos para transmitirles ese mensaje, no se si navideño o propio de finales de año, que los presidentes de aquí y de allá, de esto y de lo otro,...