Esperando por una religión

Hoy quiero empezar ofreciéndoles lo que pudiera ser una conclusión bastante peregrina y que, sin embargo, no es más que una opinión escasamente original: El mundo está muy mal, pero que muy mal, muy mal. Doña Patrocinio Armesto, alta y delgada que fue en vida, profesora...

Seis coyundas y media diarias

Mi difunto padre adquirió la condición de difunto hace tanto tiempo que ya se cumplió de ella el medio siglo. Entonces la medicina no había experimentado el enorme avance que ahora disfrutamos y él podía permitirse el lujo de afirmar que lo que no curasen un bisturí...

La polivalencia gallega

Casi, tan solo casi, estoy por empezar de nuevo con la matraca forestal; es decir, por renovar la cantata de los arbolitos que me rodean y que, este año, tan sólo este año, están de un color que sobrecoge; tan hermoso se ofrece en la mayor parte de ellos. El otro día se me...

La política de la zapatilla

Leo, en un periódico que leo todos los días además de éste, en un periódico bien editado y serio, que una madre perdió la tutela de su hijo porque, a la pregunta de con quién prefieres vivir si con papa o con mamá, el hasta ahora tutelado respondió lo...

En la antesala del Paraíso

Allá se fueron los años de la juventud durante los que, llegadas las vacaciones de Navidad, abandonando Ourense, cual era mi caso, nos bañábamos en las frías aguas de las Corbaceiras. Entonces aún estaban limpias; entonces, no hacía demasiados años que se...

Ironías de doble filo

A los veinte años se tiene una visión tan simplista de las cosas! ¡Cuesta tanto comprender que la vida es enormemente complicada y viniendo de Cataluña, sobre todo, ocurre que uno se nutre, por lo que hace referencia a España, de una literatura extremista, carente de toda finura...

Más eucaliptos que en Australia

En los últimos tres o cuatro meses anduve de un lado para otro, casi siempre en tren, y aquí he dejado constancia de ello al quejarme de la lentitud con la que se mueve cada vez que entra en Galicia: esos 60, 50, 40 o 30 kilómetros por hora a los que circula, en demasiadas ocasiones, cuando lo...

Por buen camino

Vamos por buen camino, por muy buen camino. La fruta gallega, tan sabrosa no sé si gracias a la acidez del suelo, si por culpa de las nieblas que llegan del mar y luego trepan por las dulces laderas de nuestros montes o debido acaso a las blandas lluvias que las mojan como si las mecieran, quién sabe...

Humor gallego

Es posible que del humor gallego, del llamado humor gallego, no se pueda afirmar lo mismo que del humor inglés, es decir, que no  existe, que lo que sucede es que los ingleses son así y eso es lo que nos hace gracia. En ayuda de mi sospecha se puede traer a cuento el humor irlandés, que al...

Un futuro sin tojo

Uno de los peores errores que puede cometer cualquier persona está al alcance de todos nosotros. Consiste en ponerse a pensar en voz alta, ajeno por completo al mundo que te rodee en ese instante o en aquellos que lo continúen, reflexionando, sin que el hacerlo implique la asunción de todo lo...

Del veraneo a las vacaciones

Quienes cursamos el bachillerato de acuerdo con lo indicado por el plan de educación promulgado en 1953, solíamos empezar nuestros años académicos más que iniciado el mes de octubre e incluso, en ocasiones, se nos echó encima la festividad de la Inmaculada sin apenas...

Banderas, patriotas y terrorismo

Una de las peores herencias franquistas es la que consiste en la manipulación y la consiguiente apropiación indebida de valores que debieran ser comunes y compartidos. Fue tan perfecta esta apropiación, tan firme y sólida, ha impregnado tanto a nuestra sociedad y está siendo tan...

No todo el mundo tiene que triunfar

Aveces, no pocas veces, uno se pone a pensar, a cismar, que decimos en gallego acaso recordando lo que es un cisma, una separación entre aquello que nos fue grato y aquello otro que más negativamente nos haya impresionado. Estos días, no sé por qué extraña razón,...

Amo el wasap y el email

Los años nos van volviendo viejos, viejos y recalcitrantes, viejos irritables, conscientes de la perdida de agilidad y casi siempre convencidos de que la pérdida de memoria no es tan intensa como nos señalan las distintas evidencias que nos la ponen de manifiesto.  Hace unos años,...

Instalados en el disparate

Ciertamente, lo de Pedro Sánchez no tiene nombre. Mira tú que proclamarse de izquierdas, en estos tiempos. ¡Sólo a él se le ocurre! Como si no tuviésemos suficiente con la gente de Podemos, que esos sí que son de izquierdas y pueden elevar el país a alturas...

Extrañas asociaciones del cerebro

Vivimos en la época de las camisetas. Tiempos hubo del polisón y de las pelucas, de los mostachos y la raya al medio, aún estamos en los del rape al cero y la brillante calva y nos mantenemos en el de las camisetas que pregonan nuestros gustos y aficiones que, como es bien sabido, suelen ser de...

Escepticismo como higiene mental

Hace tiempo que no escribo nada acerca de Thoreau, de Henry David Thoreau, ciudadano que fue de Massachusetts desde que nació, en Concord, allá por 1817, hasta que cesó en el cargo en 1862; breve paso el suyo por la condición de habitante de este pequeño planeta-nave en el que...

Ni arquitectura colosalista ni ley del embudo

Mientras que yo estaba escribiéndoles a ustedes lo que algunos habrán leído –aquello de que mejor será que, al cadáver de Franco, lo dejen en donde está; aunque, eso sí, sin más huesos que los suyos en toda la basílica de Cuelgamuros- mientras yo...

Períodos de luz e de sombra

En toda a recente exaltación feita coa figura literaria e humana de Carlos Casares –da que non serei eu quen diga que foi inmerecida- houbo cantidade de traballos escritos sobre o escritor e tamén sobre a súa obra dos que sí me atrevería a dicir que son absolutamente...