Esclavos y encadenados

Trabaja en una outlet en Palm Beach, Florida; muy cerca de Mar-a-Lago, en donde el presidente Tramp-antojo juega al golf y a confundir al mundo. Rosalinda, se llama; y lo es, aunque del color de la canela. Tiene un cuerpo de pecado. Le calculo 35 nochebuenas. “¿De dónde eres?”, le...

El legado del Chavismo

En el Estado de Florida tiras una pedrada y es muy probable que le des a un hispano; pero en el municipio de Doral, al lado del aeropuerto de Miami, le das seguro a un venezolano; es la primera ciudad estadounidense en la que la primera mayoría de la población es hermana de la espuma, de las garzas,...

Demasiado ausente

Me parece interesante la propuesta de Pedro Sánchez de que la banca contribuya a la "Caja de las pensiones". Qué menos habida cuenta de que hemos sido los españolitos de a pie los que con nuestros impuestos y enormes sacrificios contribuimos a salvar a la banca en la reciente crisis....

La abeja reina

Una farola bajo la lluvia alumbra su tristeza. Está sola y es hermosa. Urbanita. Street style. Espíritu vintage. La miro, casi la acoso. No tiene edad, solo encanto. La imagino anhelando encontrar la paz consigo misma.  ¿Habrá descubierto su propio camino en la vida? ¿Lo...

Galicia first

Viven a siete mil kilómetros de la Plaza del Obradoiro. Al otro lado del Atlántico. A seis horas de diferencia horaria. Pero no hay un solo día que no se acuerden de Galicia. Han triunfado en los negocios. Montaron sus empresas sin subvenciones de la Xunta y con un inglés tan sofisticado...

Un nuevo año para aprender

Os dejo estas reflexiones encontradas en el libro “La culpa es de la vaca”, mientras cruzaba el Atlántico en un Airbus A-330. Os las envío desde el Estado de Florida: solecito, manglares, cocodrilos, cubanos y jubiletas. Trump también anda por aquí, en Palm Beach, su...

Cenas de empresa

Hay jefes brasas, esos que se pasan la vida contando chistes y batallitas insufribles; los hay negreros, que solo les falta llevar un látigo; ogros, que tal parece que se desayunaran con ácido acético; mercaderes de Venecia, tacaños a más no poder, que le arrancarían a...

El árbol de mi Navidad

Hace frío en la alameda. Anochece. Tristeza enraizada en la hojarasca. El otoño se llevó los pájaros. El invierno se llevará las hojas. Pero el árbol que me dio la vida sigue ahí, enhiesto, verde, imperturbable en mi memoria: Ella, la copa: frondosa, brillante,...

Merca-huomo

Hay que tratar a las princesas como plebeyas, y a las plebeyas como princesas; jamás tuve dudas al respecto, pero ahora, desde el empoderamiento de las féminas, intento tratar a las mujeres como me tratan ellas a mí: con mente femenina.  El otro día fui al “Mercadona”...

Diosas de Lesbos

Más que una fiesta de millonetis, aquello parecía una reyerta de gitanos: ellas contendían bolso a bolso, liftin a liftin, tacón a tacón; ellos lo hacían facecia a facecia, business a business, reloj a reloj.  Estábamos en una mansión con campo de golf,...

Rumor a primera vista

Comienza a cundir la sospecha de que las redes sociales son todavía más perversas que los partidos políticos. Y los hackers, blogueros, youtubers, tuiteros, y demás fauna cibernética, una panda de Maky Navajas, que maquinan para alterar el curso de las cosas. Hace unos...

La señora maestra

Con ella aprendí los diez mandamientos, el “yo pecador” y a santiguarme; pero también supe que había otras doctrinas, otras liturgias y otros modos diferentes de pensar.  Con ella aprendí a leer, a escribir y a declinar los verbos irregulares; pero también...

Lunes con jóvenes alumnos

Ni “Los lunes al sol” ni tampoco “Martes con mi viejo profesor”; tendría que mezclar los títulos de ambas películas para expresar mi experiencia de la semana pasada: “lunes con jóvenes alumnos”.  Me levanté a las 7 ante meridiem -que yo...

El indigente

Siempre lo veía sentado en la misma acera: pelo estropajoso, piel amojamada, manos sarmentosas, mil soles e intemperies en su rostro y un cielo azul en la mirada; a sus pies, a modo de cepillo, un recipiente de hojalata; a su lado, echado en un cartón, un can sin pedigrí, casi sin raza. ...

Wanted (dead or alive)

Se busca, viva a muerta (en este caso viva), porque la verdad no asesina ni va armada; solo hay que encontrarla. Puede que duela, pero la que mata es la mentira.   Se busca (íntegra), porque mil veces repetida una mentira, no deja de ser una mentira repetida un millar de veces; al igual que una...

El puticlub

Desengáñate, cielo, –me susurró con voz oscurecida la más fea- solo hay tres cosas que un hombre mayor puede darle a una chica joven: lástima, dinero, o ganas de vomitar; a veces incluso las tres juntas”. Estábamos localizando para hacer una película, nos...

¿Y si fueran mis hijos?

Hija mía, le diría:  Odio el delito y también odio al delincuente. Ni olvido ni perdono. No me vale ni la ley de Talión: ojo por ojo, diente por diente; ni la de Dios: “Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor” (Romanos 12: 19). No, la ira es...

El yonqui

Todavía veo a aquel hombre colgando en el acantilado. Tiene la cara abotargada y los ojos resacosos. Macilento, enjuto, su ropa ondea alrededor de su espinazo como una bandera enrollada en un mástil.  Acerco más el helicóptero. Huelo su angustia. Percibo su temblor. Lleva en una...

Héroes del engaño

Nos enfrentaron unos cobardes. El uno, líder del caos y del tumulto; el otro, de la pasividad y de la corrupción. Tenían que haber luchado entre ellos, cuerpo a cuerpo, a muerte, con el aguzado filo de las palabras y los razonamientos. Y no. Nos enfrentaron unos con otros sin comerlo ni...

El beodo

Lo conocí cuando joven promesa de la cirrosis: ojos foscos, voz aguda, ideas definidas: “Prefiero ser borracho conocido que alcohólico anónimo”, decía.   Recuerdo la primera vez que le acompañé a su casa. Había perdido el sentido del...