Distinta vara de medir

Pues, dilecta leyente, la supongo informada de la bulla que las peñas independentistas y feminazis le ha armado al insigne periodista Carlos Herrera a raíz de un comentario que este hizo sobre la distinta vara de medir que tienen determinadas asociaciones que dicen defender los derechos de la mujer....

Jaque al jeque

Pues, dilecta leyente, cuidado con caer en el timo del “romance scam”, como el que han puesto de moda unos ciudadanos nigerinos, en el que meten por medio a un falso jeque; en este caso el elegido fue el primer ministro de los Emiratos árabes. Los bandarras utilizan las más depuradas...

Pobres ricos

Pues, dilecta leyente, me ha entrado un sofoco que he tenido que pedir cita a la doctora Paradela para hacerme un chequeo de la “patata” al enterarme de la angustiosa noticia de que las fortunas de los más ricos de España se contraen y sufren pérdidas de hasta un 12%. ¿Es que...

Libertad de expresión y libertad de interpretación

Pues, dilecta leyente, en este país cada español lleva dentro un seleccionador nacional y también un experto constitucionalista. Lo primero ya es antiguo y no hay más que ver las críticas que le caen a Del Bosque cada vez que anuncia el equipo titular. Lo segundo, es más...

Bomba o cerveza

Pues, dilecta leyente, parece que la cebada crea adicción y de las graves, a juzgar por el sucedido en el reciente vuelo de Tenerife a Santiago, en que un pasajero amenazó con hacer explotar una bomba si no le servían una cerveza. Y se armó el belén. Por motivos de seguridad el...

Un bin laden y un falso orgasmo

Pues, dilecta leyente,  la supongo informada de ese “sucedido” en que un andoba le pagó a unas mujeres de moral distraída con un bin laden (billete de 500 euros) por sus “servicios”, que parecía más falso que los orgasmos de las titis. Las crónicas...

Certificado al ratón Pérez

Pues, dilecta leyente no sé si estará enterada de un enternecedor  “sucedido” allá por tierras de La Pampa y del mítico Martín Fierro. Resulta que a un niño se le cayó un diente en el patio del colegio y no fue capaz de encontrarlo para...

La desesperación de un octogenario

La supongo enterada, dilecta leyente, del suicidio de ese octogenario, que tras intentar quitarse la vida en una entidad bancaria pidiendo ser atendido en sus reivindicaciones, terminó lanzándose con su coche al mar en el Berbés. En la primera de sus intentonas, un par se semanas antes,...

Traficaban, pero en la intimidad

La supongo informada, dilecta leyente de esa sentencia del TS que absuelve a dos ourensanos que traficaban, pero “en la intimidad”. La Audiencia los había condenado a dos y tres años de talego, respectivamente, pero el Alto Tribunal anula la prueba de su delito y los devuelve a la...

Flatulentas vaquitas

Os llamo flatulentas, queridas vaquitas, y no pedorras, que ese epíteto se lo dedico a otro tipo de seres que expelen ventosidades simplemente por guarrería, o bien por sus acreditados escatológicos hechos. Sois pacíficas y bondadosas con nosotros los hombres, pues no utilizáis...

Ciudadano Garzón

Pues, dilecta leyente, no sé si vio la rueda de prensa del intrépido Garzón, de IU, tras la entrevista con el rey, al que se dirigió continuamente como el ciudadano Felipe, salvo en una ocasión en que se le escapó lo de rey, por lo que casi se vio obligado a flagelarse por...

Con buen pecho y mínima experiencia

Pues, dilecta leyente, así rezaba la oferta de trabajo para camarera en Sanxenxo, publicada en Milanuncios. Más bien el anuncio parecería dirigido a una nodriza suiza para trabajar alimentando niños desnutridos que sus madres biológicas no puedan amamantar; pero no,   era...

Bromas aparte

Pues, dilecta leyente, la supongo enervada por esa “broma” que le gastaron a un  niño refugiado que trataba de olvidar su desgracia jugando en un parque con otros niños de su edad, allí en Pakistán, cuando un adulto se le acercó para decirle que el avión...

Morones ¿o morrones?

Pues, dilecta leyente, dada la aparente impunidad con que ha venido actuando el clan de los Morones (quizá algún día se sabrá quién o quiénes los han estado protegiendo), recurriendo unas veces al victimismo y otras a la intimidación, en vez de Morones habría...

Cuando el zulo es el interior del cuerpo

La considero informada, dilecta leyente, sobre ese “sucedido” en que un joven acudió a un centro sanitario por un dolor abdominal y terminó siendo operado porque la causa de su aflicción era ocultar en su abdomen 69 bolsas de hachís; es lo que en el argot se llama...

Falso accidente

No, dilecta leyente, cuando me refiero a lo del falso accidente no estoy aludiendo a un delito de estafa a compañía de seguros, que suele ser el deporte nacional, sino a algo más grave: a un presunto delito de Desórdenes Públicos. La supongo enterada del “sucedido”...

Se la han "Colau"

Pues, dilecta leyente, disculpe que utilice esa chanza tan sobada pero es que realmente parece que a los barceloneses se la han “Colau” con ese mojón de alcaldesa grotesca a la que alguno le ha querido cantar esa de “Desde Santurce a Bilbao vengo por toda la orilla / …/   voy...

Sustracción de coche fúnebre

Pues, dilecta leyente, la supongo enterada de ese “sucedido” de Almería, en que tres chavales sustrajeron un coche fúnebre con el cadáver en su interior y, tras sufrir un accidente, se dieron de najas. ¡Menos mal que no culparon al muerto de ir conduciendo!, pues puestos a...

Amor en botella

Ahora que las declaraciones de amor se hacen muchas veces aprovechando los avances informáticos, por internet o wassap, videoconferencia, webcam, etc., aún sigue habiendo quien utiliza medios más tradicionales, más o menos sofisticados, ya sea carteles colgados en la vía...

El amor otoñal

Perdone, dilecta leyente, que esta vez caiga preso en las redes del mundillo del corazón, pero es que los protagonistas del affaire son un premio nobel de literatura y una “premio nobel de la noviatura”. Que un intelectual de la talla de Vargas Llosa haya abandonado a su esposa y eficaz...