El turno ¿de Rajoy?

Hace algo más de cien años, un joven Ortega y Gasset hablaba de que todas las épocas son de transición, que no es sino transformación, y escribía que "toda una España -con sus gobernantes y sus gobernados- con sus abusos y sus usos, está acabando de...

Un Gobierno que pueda gobernar

Iglesias y Sánchez han realizado la escena del sofá, pero eso no garantiza que pueda haber un Gobierno a la vista porque aunque Pablo Iglesias haya hecho ostentación de estar dispuesto "a no ser vicepresidente" -pero, hombre, ¿no decíamos que el hambre de cargos era un...

Dar la espalda al prójimo

Se acabó la Semana Santa. El Papa Francisco ha lavado los pies a doce refugiados, tres de ellos musulmanes. Es mucho más que un símbolo. Francisco ha dicho que hay que poner punto final a la venta de armas a todas las partes en conflicto. Armas que se usan para asesinar a millones de inocentes....

Ada o el ardor (y el Ejército)

Hace unos días, a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, le dio un ardor y se comportó de forma grosera y antidemocrática con dos militares que estaban al frente del stand de las Fuerzas Armadas en la Feria de la Educación para exponer la oferta educativa que llevan a cabo en...

Funambulismo, puro teatro

Han convertido la política en un ejercicio de funambulismo, pero virtual. Sin riesgo inmediato para ellos. En teatro, puro teatro, del malo. En un espectáculo de los que quitan la fe en los políticos y en el arte de buscar la gobernanza de lo público. En un ejercicio de...

Adiós, Mariano

Mariano Rajoy ha dicho adiós a la política al permitir que sea Pedro Sánchez quien intente formar gobierno por encargo del Rey. Seguramente ya ha empezado a limpiar el despacho y lo va a dejar niquelado. Pistas al enemigo, ninguna. Tanto él como su partido insisten en que si fracasa...

Políticos troles

Los partidos se enzarzan en la lucha por el poder y piensan poco en los problemas de los ciudadanos. Algunos, no todos, son como troles y se dedican a trolear. Un troll es alguien a quien le encanta discutir con ánimo provocativo para molestar a los demás, atraer la atención de la gente y...

La "Corporación"

Se han puesto de acuerdo para elegir al presidente del Congreso de los Diputados -un acuerdo, un pacto, una transacción, por fin- y ni siquiera han sido capaces de reconocer abiertamente que lo han hecho. Lo han presentado de tapadillo, como si hubiera sido la casualidad la que lo hubiera hecho posible, no...

El pacto, ¿posible?

Las negociaciones para formar gobierno acaban de empezar y, por tanto, es pronto para adivinar cuál va a ser el final. Sí hay cuestiones que parecen claras: Rajoy quiere formar gobierno y gobernar en minoría con apoyos en la investidura (del PSOE) y acuerdos puntuales (con quien sea). Para...

La Navidad de las fronteras

Ahogados por el consumismo y por ese laicismo de manual antiguo que algunos resucitan, cada año es más necesario, casi imprescindible, explicar qué es lo que celebramos en estas fechas, qué queremos expresar cuando decimos Feliz Navidad, qué representa el Belén, cuál...

Este Pablo, éste

En qué se parece este Pablo Iglesias, el de noviembre de 2015, vísperas de la campaña electoral más importante e incierta de las últimas décadas, con el que arrancó la aventura de Podemos hace casi dos años? Hay diferencias suficientes como para pensar que ha...

Este Pablo, éste

En qué se parece este Pablo Iglesias, el de noviembre de 2015, vísperas de la campaña electoral más importante e incierta de las últimas décadas, con el que arrancó la aventura de Podemos hace casi dos años? Hay diferencias suficientes como para pensar que ha...

Para ponerse a temblar

Ya empiezan a conocerse algunos aspectos de los programas de los partidos para las próximas elecciones. A partir de aquí, las propuestas vendrán como un tsunami, sin miedo a arrasar con todo, independientemente de que los pactos que den lugar a un nuevo Gobierno, permitan cumplirlas o queden en...

Chantaje al chantajista

Durante años, Artur Más ha retado al sentido común, buscando mantener el poder a costa de lo que fuera. Su incapacidad para solucionar los problemas de Cataluña y de la propia coalición que le sostiene le han llevado a desafiar al Gobierno central y a fracturar en dos una...

Un mundo que puede estallar otra vez

Han pasado ya 70 años de la última Guerra Mundial, y algo más de la Guerra Civil española. Nos hemos "acostumbrado" a la paz. Los jóvenes, afortunadamente, no tienen ni la más remota idea del horror de esas contiendas, del fracaso, del dolor y el odio que...

La Disneylandia de la Prehistoria

Rajoy sigue hablando casi exclusivamente de economía, y tiene razones para hacerlo, pero también debería hacerlo de otras cosas. De política con mayúsculas, de reformas electorales, de educación, de justicia, de sanidad. Y de investigación. No tendremos futuro ni...

No es la comunicación

ELos partidos políticos, especialmente los que gobiernan, le echan la culpa de sus malos resultados a la comunicación. Muchos de sus dirigentes se quejan de que a pesar de lo que han hecho, del cambio que se ha producido en la economía, "no lo sabemos contar". Ese "echarle la culpa" a la comunicación no es sólo cosa de los partidos. Empresarios y dirigentes de instituciones se quejan de que su problema es la comunicación. Que el PP tiene un problema de comunicación, como lo tienen el PSOE, UPyD o Izquierda Unida, es indudable. El problema es que no hay comunicación sin estrategia, sin objetivos claros, sin una hoja de ruta. El problema es saber qué parte de culpa toca a la estrategia, a la dirección del partido, de la empresa o de la institución, y qué parte toca, de verdad a la comunicación.
No se puede hablar de un problema de comunicación cuando se esconden o se ignoran problemas internos como la corrupción o los escándalos financieros; cuando se sustituyen las ruedas de prensa por comparecencias sin preguntas o a través de plasmas, para evitar que los medios de comunicación cumplan su trabajo; cuando se quiere domesticar a los medios y que sólo hagan halagos al poder; cuando se evita el contacto directo con los ciudadanos y se ignora a las organizaciones que les representan social, cultural o profesionalmente y sólo les llaman para que voten a favor cada cuatro años; cuando no hay autocrítica; cuando, haciendo un ejercicio indigno, se compara a Caritas con un partido político; cuando el dedo del máximo dirigente lo decide todo; cuando se ignora, incluso, a los órganos representativos del partido -Rajoy acaba de convocar a la Junta Nacional del PP que llevaba dos años sin reunirse- y sólo se les implica cuando se adivina el desastre. ¿Un problema de comunicación o un proyecto cuyo único objetivo real es tratar de conservar el poder al precio que sea? 
"No sabemos explicar lo muchísimo que hemos hecho", dicen sus líderes. La comunicación no es un ungüento mágico que soluciona los problemas de fondo. La comunicación exige estar presente siempre, abrir las puertas, ser transparente, responder cuando la gente pregunta, escuchar a la gente, crear confianza.
No es un problema de comunicación, en mi opinión, sino un problema de liderazgo. El liderazgo político es la capacidad de combinar visión y objetivos para cambiar la sociedad. Pero, a diferencia del liderazgo empresarial -mucho más vivo, más ligado a los resultados, a la innovación- exige coherencia y transparencia. Las empresas que triunfan han tenido que pasar de modelos absolutamente jerarquizados a otros mucho más colaborativos, más horizontales. En la política, seguimos donde estábamos. El "líder" o los "aparatos" de los partidos -pasa incluso en Podemos- lo deciden todo por inspiración divina. Hasta ahora. No se puede hacer política sin ideas, pero tampoco sin identidad, sin coherencia y sin contar con los votantes. No es sólo ni principalmente un problema de comunicación. Es un problema de saber dónde vamos. Y de olvidar la vieja política y a los viejos líderes.

Padre Nuestro

Padre Nuestro. Para pedir, para consolarse, para comprometerse, para gozar. De todas las oraciones que Cristo nos enseñó, seguramente es la más perfecta. El cardenal Ravassi, en un maravilloso y reciente artículo en Vida Nueva, recordaba unas palabras de la judía Simone Weil en su...

El verdadero reto de España

Discutimos a quién votar, qué pactos hacer o quién debe irse a casa por los resultados electorales, pero nadie habla de verdad de objetivos. Y dentro de los objetivos, del principal: la educación, que supone también la apuesta por un cambio de modelo de formación para...

¿De verdad no sobran Universidades y universitarios?

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha armado un buen lío diciendo que el sistema universitario español "no es sostenible" por tres razones: alta tasa de universitarios, bajas matrículas y bajos impuestos y prácticamente ningún control de...