Realismo

 “Puchi”, acabas con mi paciencia: haz el favor de entregarte de una vez a España y en España. Llevas una vida como la de un marajá, mientras tus compañeros de aventuras están en la cárcel. El “lío” lo habéis creado vosotros y arrastrasteis a vuestra militancia por un camino lleno de pesares e incertidumbres, creando un clima hostil nauseabundo que de todas todas os pasará factura. ¡Pero qué mosca cojonera os pica! ¡Estáis locos con la proclamación de vuestra República que hace agua por todas partes! ¡Pero a quién o quienes va dirigido el experimento!
Se están abriendo las fronteras europeas y vosotros os enrocáis en vuestro catalanismo y decadente. No tenéis derecho a manifestarnos de palabra y obra pasando como si nada pasara. Parecéis unos “iluminados” que ni el sol ni la galaxia reconocen. Lo vuestro es demasiado: Torras déjate de pamplinas y lazos amarillos, que ya parece la bandera del Vaticano. Mira no me hagas cómplice de tus andaduras. Yo luzco la llave de la eternidad de Amon-Ra. De momento esto es todo: la próxima será sobre la migración o inmigración.
“Salud, suerte y amor”